Legal

El TEAC prevé que en 2024 ya se resolverán reclamaciones en los plazos legales

  • Se trabaja en una base de datos común y en unificación de criterios y 'pleitos testigo'
José Antonio Marco, presidente del TEAC. eE

Los Tribunales Económico Administrativos Regionales (TEAR) resolverán las reclamaciones en plazo en 2024 (un año como máximo), según las estimaciones realizadas por el Tribunal Económico-Administrativo Central (TEAC).

Hasta hace un par de años las reclamaciones económico-administrativas, entre sus dos instancias, tardaban siete años de media en resolverse, fruto de la carencia  de medios humanos y materiales.

Por ello, los esfuerzos de estos Tribunales se centran, además, en mejorar la eficiencia en dos tipos de resoluciones, donde el plazo de resolución se revela fundamental. En primer lugar, en las reclamaciones dirigidas contra las medidas cautelares, donde los plazos actuales de resolución, muy extensos, privan de sentido a los recursos. Y, en segundo lugar, en las solicitudes de suspensión, donde el alargamiento excesivo de los plazos causa perjuicios a la Administración tributaria.

Para el Consejo para la Defensa del Contribuyente (CDC) , la mejora de la vía Económico-Administrativa es un elemento esencial, al considerar que estas demoras en los plazos de resolución afectan a los derechos de los contribuyentes. Así, los afectados han tenido que pagar las liquidaciones recurridas y los que no han podido hacerlas frente han visto embargados sus ingresos, créditos y bienes, dejándoles sin posibilidad de operar con normalidad.

Estos organismos han reducido en el último año sus asuntos pendientes de 315.000 en 2018 a en torno a 175.000 en 2022 y en Madrid, se ha pasado de una pendencia de 65.000 a 28.000 resoluciones.  Así, se refleja en la nota informativa del CDC sobre la Cuarta Sesión del Foro de debate técnico, organizado con el Instituto de Estudios Fiscales (IEF), en el que han participado representantes de  asociaciones y colegios profesionales y la Administración tributaria, con la intervención del presidente del TEAC, José Antonio Marco.

Soluciones provisionales

La solución ha estado en la participación de los inspectores de las últimas promociones, bajo la tutela del Pleno de cada uno de estos órganos, ante la falta de personal escasamente motivado ante las diferencias salariales con los miembros activos de la Inspección. Hay TEAR que están ayudando a otros a eliminar la pendencia y se están asignando especialistas por materia, que resuelven las reclamaciones sobre aquella (por ejemplo en cuestiones relacionadas con el Catastro) en todo el territorio nacional. 

Sin embargo, se reconoce que se ha incrementado el número de las alzadas al TEAC, desplazando, en parte, el cuello de botella. Pero, en estos momentos se están resolviendo muchos de los recursos interpuestos en 2021 y, en algunas vocalías, de los de 2022. Por ello mismo, el TEAC se ha marcado ya objetivo de resolver dentro de los plazos establecidos por la legislación. También, con la colaboración del Departamento de Informática Tributaria de la Agencia Tributaria (DIT) se mejoran los expedientes electrónicos, se elimina el papel y  se busca una tramitación más ágil.

Mejora de la digitalización

Este proceso busca avances en la labor de difusión y unificación de criterios, en particular, incrementando la publicación en la base de datos Dyctea de resoluciones de los TEAR.  La obligatoriedad de anonimizar todas las resoluciones, no solo con respecto a las personas físicas sino también a las jurídicas dificulta el proceso. El problema, es que hasta el momento no se ha conseguido del mercado ningún programa que permita realizarlo de manera automatizada, lo que obliga a un proceso manual.

En cuanto a la unificación de criterio, la colaboración con el DIT permitirá crear una base única para dar a conocer los criterios vinculantes del Tribunal Supremo, del TEAC, de la Dirección General de Tributos, de los TEAR cuando no exista doctrina vinculante del TEAC ni, tampoco criterio o doctrina vinculante de la Agencia Tributaria (Aeat).

La mayor novedad, ya anunciada por Hacienda, que se va a producir es la creación de los denominados pleitos testigo, que permiten agrupar las reclamaciones en las que exista idéntico objeto, para resolver una de ellas, sentando criterio de manera ágil y, seguidamente, aplicar la doctrina a los demás asuntos, lo que agilizará los trámites.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud