Legal

Ospina propone 40 medidas para convertir el ICAM es una institución más solidaria para los colegiados

  • El candidato al ICAM busca un cambio estructural que permita un mayor acercamiento de los colegiados al Colegio
  • Se compromete a que el ICAM alcance la cuota de colegiación más baja de España
  • Los colegiados tendrán beneficios como descuentos en transportes, viajes, hoteles o acceso a salas VIP
Juango Ospina, candidato a las elecciones ICAM. N Martin

El programa electoral de Juan Gonzalo Ospina, que se hará público el próximo 8 de noviembre, propone un total de 40 medidas para transformar el Ilustre Colegio de la Abogacía de Madrid (ICAM) en una entidad que aporte valores positivos a los colegiados y acercar el Colegio a los abogados.

Uno de los aspectos clave inmersos en el programa de Ospina es la mejora de la atención al colegiado, para transmitir la idea de que el Colegio está por y para ellos. Para ello, el programa incluye la creación de servicios nuevos, como la oficina de recobro. Además, Ospina se compromete a modificar los servicios actuales del Colegio para que sirvan de utilidad, entre ellos, se encuentra la idea de rediseñar el Club ICAM mediante convenios de colaboración con distintos organismos públicos y privados para obtener diversos beneficios para los colegiados como descuentos en transportes, viajes, hoteles o acceso a salas VIP.

Una parte vital del programa está relacionada con el asesoramiento a los colegiados, por lo que el programa plantea la presencia de un asesor personal en el caso de siniestro. De tal forma, no solo estará respaldado por el seguro, sino también por el asesor. Además, Ospina tiene en mente mejorar la atención de los autónomos y pequeños despachos en situaciones de crisis e insolvencia mediante un acuerdo con los Ayuntamientos afectados y la Comunidad de Madrid para facilitar asesoramiento y tramitación de la segunda oportunidad.

Cuotas más competitivas y solidarias

Otro de los aspectos relevantes del programa de Ospina tiene que ver con las cuotas de colegiación, que se revisarán en base a criterios de competitividad y solidaridad, atendiendo a la necesidades y realidades de los colegiados.

La Candidatura de Ospina se compromete a que el ICAM alcance la cuota de colegiación más baja de España en el plazo del mandato. Se reducirán todas las cuotas durante 5 años en un 5-10% (en función del presupuesto). Igualmente, se anuncia una rebaja de las cuotas para los colegiados No Ejercientes del 50%, así como de las cuotas un 50% para los colegiados con discapacidades superiores al 30%.

De tal manera, la cuota de colegiación en el ICAM estará bonificada durante el primer año de colegiación. Esta medida tendrá efectos retroactivos para todos aquellos colegiados en 2022, ofreciéndoles 12 meses de carencia en sus cuotas desde la misma fecha de inscripción. Además, se establecerá un sistema de financiación, sin intereses, para aquellos colegiados que no puedan hacer frente al pago de las cuotas y se eximirá del pago a los colegiados que tengan probadas enfermedades graves o de larga duración, incluyendo las de salud mental.

Ayuda al emprendimiento y a la gestión

Una de las principales demandas más solicitadas por los abogados madrileños es el relativo a la ayuda al emprendimiento y a la gestión. Para ello, se creará la Oficina de Desarrollo de Negocio y la Oficina de Emprendimiento, que asesorará a los despachos en materias como el registro de marcas, la digitalización del despacho, el marketing web o el desarrollo de las posibilidades de negocio, para lo cual se fomentarán los actos de networking entre colegiados y otros profesionales o empresas.

De forma específica, el programa menciona la creación del Comité de `Start-up negocios emergentes´ como una de las principales vías de desarrollo de negocio. Además, Ospina se compromete a que el ICAM ofrecerá a todos los colegiados un programa de gestión de despachos y clientes gratuito (tipo CRM).

Formación continua gratuita

En cuanto a la formación, el programa de Ospina propone un lavado de imagen con respecto al estilo actual. Para ello, impulsará un Consejo Académico, integrado por los decanos de derecho de las universidades madrileñas, que actuará como órgano asesor de la Junta de Gobierno para modernizar los planes de formación continua del ICAM, así como de la formación de los estudiantes de derecho de las facultades madrileñas.

También se incluye reimpulsar el programa de mentoring, que se inició en la pasada legislatura, pero no tuvo una gestión adecuada, incluyendo formación continua gratuita enfocada al emprendimiento.

Por último, se plantea el impulso de la internacionalización del ICAM, a través de acuerdos con asociaciones colegiales internacionales y universidades, con el fin de coordinar un programa de intercambio de alumnos en prácticas, con un coste de gestión que será ingresado al despacho que reciba al alumnado.

El programa se compromete a realizar, de manera anual, el Congreso de la Abogacía Madrileña como un foro de debate jurídico a nivel nacional e internacional y a impulsar la corte de Arbitraje del ICAM como sede para arbitrajes internacionales de habla hispana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud