Internacional

La oposición a Von der Leyen crece en la Eurocámara

Ursula von der Leyen. Foto: Reuters.
Bruselas

Ya hay fecha. El Parlamento Europeo confirmó este jueves que el pleno decidirá el próximo 16 de julio, a las 6 de la tarde, si Ursula von der Leyen se convierte en la primera mujer que preside la Comisión Europea. Sin embargo, la todavía ministra de Defensa alemana encara una tarea complicada para conseguir la mayoría absoluta de 375 eurodiputados que necesita. Hasta ahora, tan solo tiene garantizado el voto de su propia familia política: el Partido Popular Europeo (182 escaños). Los socialistas (153 diputados), el segundo grupo más numeroso, están divididos. Tan solo el PSOE se inclina por respaldarla, frente a la oposición y críticas de otras grandes delegaciones, como los alemanes o italianos.

Los liberales, la tercera fuerza con 108 miembros, pusieron el jueves por escrito sus tres condiciones para apoyarla. Quieren un nuevo mecanismo para proteger el Estado de Derecho en Europa, integrado por expertos independientes y sanciones más claras. También más claridad para la conferencia sobre el futuro de Europa que prometió la aspirante. Y asegurar que su candidata principal en las pasadas elecciones europeas, Margrethe Vestager, contará también con tanto peso como el candidato socialista, Frans Timmermans, quien será vicepresidente primero de la Comisión Europea.

Rechazo de los verdes

El rechazo del grupo de los Verdes (74 escaños), los ganadores morales de las elecciones europeas, llegó como un sonoro revés. A pesar de los guiños que les lanzó Von der Leyen, incluidas metas más ambiciosas en la lucha contra el cambio climático y nuevos impuestos ecológicos, desde sus filas apuntaron que no le apoyarán. Esta familia política resultaba importante para asegurar una cómoda mayoría pro-europea, que compensara la pérdida de votos que ya espera Von der Leyen en las filas socialistas, además de otras ausencias durante el voto.

También le llegó el jueves el rechazo de la Izquierda, con quien finalmente se reunió, a pesar de no formar parte de los planes de la candidata.

Además del PPE, los eurodiputados más dispuestos a votar a la alemana son los conservadores, como el partido Ley y Justicia polaco; los populistas, como el Movimiento 5 Estrellas italiano, o la extrema derecha de Matteo Salvini.

Si Von der Leyen no consigue reunir una cómoda mayoría entre los proeuropeos, sus cinco años de mandato podrían quedar aún más enturbiados, tras la polémica nominación que le ha colocado en la primera línea de la política europea, después de que los jefes de los Ejecutivos de la Unión Europea, incluidos los de estas familias políticas, descartaran a los candidatos principales presentados a las elecciones europeas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0