Internacional

Escalada de tensión en el estrecho de Ormuz: Trump amenaza a Irán tras derribar un dron estadounidense y el petróleo se dispara un 5%

  • Teherán informó de que había interceptado una aeronave 'espía' en su territorio
  • Los precios del petróleo suben con fuerza y tocan máximos de tres semanas
  • Un misil impactó ayer en las cercanías de la sede de ExxonMobil en Iraq

Un dron de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos ha sido derribado en el estrecho de Ormuz por un misil tierra-aire supuestamente disparado por Irán, según ha revelado una fuente norteamericana. Dondald Trump, presidente de EEUU, ha señalado por Twitter que "Irán ha cometido un grave error". Tras la noticia, los precios del petróleo alcanzan máximos de tres semanas con subidas que se acercan al 5%. El crudo West Texas, de referencia en Estados Unidos, creció un 5,4% hasta los 56,65 dólares por barril. Mientras, el crudo Brent, de referencia en Europa, repuntó un 4,4% hasta los 64,5 dólares por barril.

La Guardia Revolucionaria de Irán había informado este mismo jueves de la supuesta interceptación de un dron "espía" de Estados Unidos en la provincia de Hormozgán, situada en el sur del país y en el litoral norte del estrecho de Ormuz. 

El incidente ha ocurrido en el estratégico estrecho de Ormuz, por donde cruza una quinta parte del petróleo mundial, a solo 80 kilómetros de Emiratos Árabes Unidos y Omán

El dron, un MQ-4C Triton de la Marina, entró en el espacio aéreo iraní en las primeras horas de este jueves, sobrevolando la región de Koohe Mobarak, en la provincia meridional de Hormozgan, informaron los Guardianes en un comunicado. La Fuerza Aeroespacial de este cuerpo militar de élite fue la encargada de disparar contra el aparato, descrito en la nota como un avión espía estadounidense del tipo "Global Hawk".

"Defenderemos las fronteras del espacio aéreo y marítimo iraní con todas nuestras fuerzas", ha declarado Ali Shamkhani, secretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán. "No importa la nacionalidad de la aeronave que cruce nuestro espacio aéreo". 

El incidente ha tenido lugar cerca del estratégico estrecho de Ormuz, por donde cruza una quinta parte del petróleo mundial, y a solo unos 80 kilómetros de los Emiratos Árabes Unidos y Omán.

La primera respuesta de Estados Unidos llegó por boca de un portavoz del Mando Central, Bill Urban, que señaló que "ninguna aeronave ha sobrevolado el espacio aéreo iraní".

Estados Unidos confirmó hace unos días que Teherán había intentado interceptar un dron estadounidense la semana pasada y señaló que logró derribar un dron desplegado por los rebeldes huthis yemeníes el pasado 6 de junio.

¿Un misil contra ExxonMobil?

No se trata del único episodio hostil en la zona. Ayer, un misil impactó en las cercanías de las bases de petroleras extranjeras en el sur de Irak, en Basra, donde también se encuentra la compañía de EEUU ExxonMobil. El ataque, cuya autoría no ha sido reivindicada por nadie, causó tres heridos y provocó la inmediata evacuación de la zona. 

Las autoridades de la seguridad iraquí sospechan que grupos afines a Irán con actividad en el sur del país están detrás del lanzamiento del misil en Basra. Una fuente del departamento aseguró a la agencia Reuters que habían recibido informaciones acerca de un posible ataque contra el consulado estadounidense en Basra, pero que el objetivo de las petroleras les pilló por sorpresa. 

Irán no ha realizado ninguna declaración en relación a este ataque. 

La tensión se dispara

Las tensiones entre Estados Unidos e Irán se han incrementado en el último año a raíz de la retirada de Washington del acuerdo nuclear firmado en 2015 y la reimposición de sanciones sobre Teherán. Este mismo mes, las autoridades estadounidenses acusaron a Irán de estar detrás del ataque contra dos petroleros en el golfo de Omán, lo que ha sido rechazado por Teherán. Las autoridades iraníes han negado su implicación en estos hechos y han asegurado que si quisieran bloquear el estrecho e impedir el tránsito de petróleo, como ya han amenazado, lo harían abiertamente.

Washington ha decidido enviar más tropas y reforzar su despliegue militar de buques y misiles en el golfo Pérsico.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.