Internacional

United Airlines, investigada tras la expulsión forzosa de un pasajero por 'overbooking'

  • El hombre, médico, se negó a salir tras haber sido elegido al azar
  • United Airlines pidió disculpas y finalmente readmitió a ese pasajero
  • Las acciones de Wall Street han caído en bolsa hasta un 4% este martes

Polémica en United Airlines por overbooking. Un pasajero del vuelo 3411 de la compañía estadounidense fue expulsado al azar y por la fuerza el pasado domingo justo antes del despegue porque la empresa había vendido billetes de más y no había plazas suficientes para el vuelo de Chicago a Louisville. El consejero delegado de United Airlines, Oscar Muñoz, ha pedido disculpas públicas pero el Departamento de Transporte de EEUU ha abierto investigación por el trato al hombre, que ejerció la resistencia pasiva y que finalmente pudo ir en ese vuelo. Además de las críticas por el método de expulsión empleado, las acciones de la aerolínea caen este martes hasta un 4% Wall Street.

La expulsión fue grabada con sus móviles por otros pasajeros que expresaron su indignación por la actuación de la compañía que, ante la negativa del pasajero, decidió llamar a seguridad para que le sacaran del avión. El hombre se negó a salir tras haber sido elegido al azar junto a otras tres personas para abandonar la aeronave y justificó su rechazo a ser evacuado con el argumento de que tenía que llegar a trabajar al día siguiente.

Un pasajero que se ha identificado como Jayse Anspach (@JayseDavid) y que ha difundido en Twitter un vídeo del incidente ha contado que el pasajero expulsado es un médico que se negó a ser evacuado porque tenía que trabajar al día siguiente. "El médico tenía que trabajar en el hospital al día siguiente, por lo que se negó a ofrecerse como voluntario y United decidió utilizar la fuerza contra el doctor", ha señalado Anspach. Este pasajero ha contado que al expulsado, que ejerció la resistencia pasiva, le golpearon la cara contra el respaldo del asiento, lo que le causó una "grave hemorragia en su boca". Después de ser sacado del avión y tras la situación de tensión que retrasó dos horas el despegue, la compañía confirmó que el pasajero, que valora denunciar, pudo volar tras agarrarse a una cortinilla repitiendo que tenía que volver a casa.

El departamento de aviación de Chicago ha decidido poner "de baja" al policía que agredió al médico hasta que realice una "revisión" del incidente, que investiga el Departamento de Transporte. La medida de la aerolínea ha repercutido a su valor en bolsa este martes, donde sus acciones llegaron a caer un 4% pero finalmente remontaron hasta dejarse un 1,15%.

United Airlines ha pedido disculpas por haber incurrido en overbooking -venta de billetes por encima de la capacidad del avión- pero no por el trato dado al pasajero. Muñoz sintió haber tenido que "reacomodar" a los clientes y ha dicho que lo sucedido ha sido "terrible" incidente. "Nuestro equipo está actuando con sentido de urgencia para trabajar con las autoridades y para desarrollar nuestra detallada revisión de lo que sucedió. Además, estamos contactando con este pasajero para hablar directamente con él y para afrontar y resolver esta situación". Versión diferente a la expresada en una carta interna difundida por Bloomberg News en la que valoraba la actuación de la tripulación y hablaba de actitud "beligerante" del médico.

"Es un desagradable suceso para todos en United Airlines. Pido disculpas por haber tenido que reacomodar a estos pasajeros (los cuatro escogidos). Nuestro equipo está trabajando de forma urgente con las autoridades para llevar a cabo nuestra propia revisión detallada de lo que sucedió", dice el mensaje del CEO de la compañía.

En el momento de búsqueda de voluntarios, la aerolínea empezó ofreciendo 400 dólares, estancia de una noche en hotel y vuelo para la tarde del día siguiente. Pero ante la falta de candidatos, la oferta subió hasta los 800 dólares e incluso a los 1.000 pero nadie se ofreció y la compañía optó por la impopular medida.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud