Internacional

El teletrabajo podría aumentar la productividad en EEUU hasta un 5% tras la pandemia, según un estudio

  • El consumo en las grandes ciudades caerá entre un 5% y un 10%
Foto: iStock

El gran experimento del teletrabajo provocado por la pandemia ha dividido la opinión entre los directivos de las empresas y ha provocado debates interminables sobre si los empleados son igual de eficientes cuando trabajan desde la mesa de la cocina en vez de su oficina. Pero los datos de un estudio publicado este jueves por la Oficina Nacional de Investigación Económica apunta a favor de los cambios: el teletrabajo sí hace más productivos a los empleados.

El auge del teletrabajo puede aumentar la productividad en la economía de EEUU en un 5% en los próximos años, principalmente gracias a los grandes ahorros en el tiempo de desplazamiento de casa al trabajo y viceversa, dice el estudio. Los hallazgos sugieren que la rápida adopción de las nueva tecnologías, como Zoom o Slack, obligada por la pandemia, ofrecerá ganancias económicas duraderas. Estos cambios pueden poner fin al lento avance de la productividad que ha frenado desde hace años el crecimiento global.

"Nuestros datos sobre los planes de los empleadores y la productividad relativa del teletrabajo implican un aumento de la productividad del 5% en la economía pospandémica debido a la optimización de las formas de trabajo", según el estudio. "Solo una quinta parte de esta ganancia de productividad se mostrará en las medidas de productividad convencionales, porque no reflejan el ahorro de tiempo que supondrá el hacer menos desplazamientos".

Otros datos del estudio indican que el cambio de hábitos reducirá el consumo en el centro de las ciudades entre un 5 y un 10%, especialmente en hoteles y alimentación fuera de casa, y que impulsará un pequeño pero palpable movimiento de migración inversa, de las grandes ciudades a los extrarradios.

Pero no todo el mundo está a favor del trabajo a distancia. El director ejecutivo de Goldman Sachs, David Solomon, ha tachado de los cambios en la oficina de "una aberración" que el banco de inversión "corregirá lo antes posible", argumentando que es especialmente crucial que los nuevos empleados se empapen de la cultura de Wall Street en persona.

Por el contrario, Mark Zuckerberg dice que la capacidad de contratar ingenieros a distancia ha abierto la puerta a miles de potenciales empleados con talento lejos de Silicon Valley, y muchos de sus trabajadores continuarán trabajando de forma remota después de la pandemia, con salarios más acordes con sus nuevas ubicaciones, ya que no tendrán que pagar los exorbitantes alquileres de la costa californiana.

De un día al mes a uno a la semana

La encuesta se hizo entre más de 30.000 trabajadores estadounidenses para evaluar si los cambios, que comenzaron como una solución temporal ante los confinamientos en todo el mundo, perdurarán una vez que las vacunas reduzcan los contagios de covid al mínimo. Los encuestados afirmaron que solo querrían trabajar desde casa un día por semana, un gran avance desde un día al mes antes de la pandemia, pero menos que en el pico durante lo peor de los contagios.

Este estudio llega cuando empresas de todo el mundo siguen anunciando planes para pasar a parte de su plantilla a sus casas de forma permanente, reduciendo el espacio de oficinas alquiladas a gran precio en los centros de las ciudades. HSBC anunció que iba a convertir las oficinas privadas de los jefes en su edificio de Canary Wharf, en Londres, en salas de reuniones para clientes y espacios de colaboración. Twitter ha dicho que sus empleados pueden seguir trabajando desde casa de forma permanente.

El teletrabajo ha agravado las divisiones económicas y raciales en EEUU, dado que los trabajos esenciales, como la preparación de alimentos y o la limpieza, que suelen realizar personas de minorías étnicas y peor pagadas, no se pueden hacer de forma remota, lo que ha expuesto a esos trabajadores a un mayor riesgo de contagio. Los beneficios de trabajar desde casa "irán a parar de manera desproporcionada a las personas con mayor nivel de educación y mejores salarios", señaló el estudio.

Hasta no hace mucho se pensaba que el teletrabajo era un riesgo profesional: un estudio del gobierno británico hace unos años aseguraba que las personas que trabajaban desde casa tenían muchas menos probabilidades de ser ascendidas. Pero el covid ha reducido el estigma que conlleva este método, asegura el estudio.

Una experiencia mejor de lo esperado, las innovaciones tecnológicas e inversiones, y los temores persistentes a los contagios en lugares concurridos reforzarán el trabajo desde casa, según la investigación. Un estudio diferente publicado el mes pasado mostró que más de uno de cada cinco directivos esperaban reducir el espacio de oficinas en el próximo año, lo que refleja un cambio hacia el trabajo remoto incluso después de que los empleados hayan regresado a la oficina.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.