Internacional

Reino Unido y la UE acercan posturas sobre un acuerdo muy limitado para los mercados financieros

  • Podría haber una equivalencia parcial a mediados de este año
Foto: Archivo.

Reino Unido y la Unión Europea están a punto de llegar a un acuerdo sobre cómo cooperar en las reglas del mercado financiero después del Brexit, dado que el acuerdo comercial firmado por las dos partes en Nochebuena no incluía nada sobre este sector. Este sería un primer paso para trabajar juntos después de la ruptura, aunque aún muy limitado.

Las partes están debatiendo la creación de un foro conjunto para debatir sobre las regulaciones y compartir información, aunque este acuerdo no requerirá que ambas partes abran sus mercados al otro a través del mecanismo conocido como equivalencia, según el borrador de memorando de entendimiento visto por Bloomberg News.

El foro permitiría mantener "consultas informales sobre las decisiones de adoptar, suspender o retirar la equivalencia" de los distintos submercados financieros, según el borrador. Cada parte mantendrá el poder de hacer y cambiar sus propias reglas, aunque la equivalencia dependerá del nivel de compatibilidad entre las regulaciones de ambas partes.

Desde que el Brexit entró en vigencia a principios de 2021, las firmas financieras con sede en Londres no han podido operar en el bloque comunitario, viéndose obligadas a trasladar miles de millones de dólares en activos y a miles de empleados al continente. Tras el acuerdo comercial, que dejó a un lado al sector financiero, los funcionarios de ambas partes dijeron que en marzo trabajarían en un memorando que regiría la cooperación regulatoria.

La Comisión Europea ya informó a los ministros de la UE en una reunión a principios de esta semana de que la propuesta se basa en el marco que la UE tiene actualmente con Estados Unidos, según una nota diplomática vista por Bloomberg. Tanto la Comisión como el Departamento del Tesoro del Reino Unido declinaron hacer comentarios.

No supone la equivalencia

El memorando técnico tiene poca relación con la renuencia de la UE a otorgar acceso a las empresas británicas a través de la equivalencia, donde los reguladores declaran que las reglas del otro país son lo suficientemente sólidas en una serie de decisiones unilaterales y revocables. El ministro francés Clemente Beaune dijo esta semana que se podría lograr una equivalencia parcial a mediados de 2021.

Y aún no está claro si los responsables de formular las políticas posteriores al Brexit presionarán por la cooperación entre las dos partes. Algunos en la UE han propuesto atraer más negocios financieros al bloque, incluidas las operaciones de compensación en euros que actualmente tienen lugar en Londres, un enfoque frente al que el gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, ha dicho que "tendríamos que resistirnos muy firmemente".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin