Internacional

Conte dimite buscando que se le encargue formar nuevo gobierno en Italia

  • Comunica su renuncia al presidente de la República, Sergio Mattarella
  • Su intención es que se le encomiende la formación de su tercer gabinete
  • Con esta maniobra evita una nueva prueba de fuego en el Senado italiano

El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, ha presentado este martes su dimisión por la falta de apoyos a su coalición en el Parlamento, después de la crisis provocada por el abandono del partido Italia Viva de Matteo Renzi.

Conte ha comunicado su intención de dimitir en un Consejo de Ministros esta mañana, como ya avanzó anoche, y después se ha reunido con el presidente de la República, Sergio Mattarella, en el palacio romano del Quirinale.

Su intención es lograr un nuevo encargo del jefe del Estado para formar Gobierno, el tercero en dos año y medio, dada la actual falta de apoyos en la Cámara de los Diputados y el Senado tras la salida de la coalición gubernamental de la formación de Renzi. Mattarella sondeará esta semana a los distintos grupos para ver si es viable este encargo.

La salida del Gobierno de Italia Viva ha dejado al Movimiento 5 Estrellas (M5S) y el Partido Democrático (PD) como únicos socios de una coalición que la semana pasada logró superar sendas mociones de confianza en la Cámara de Diputados y el Senado.

Sin embargo, esta semana -el miércoles o el jueves- iba a tener lugar una nueva prueba de fuego en la Cámara Alta, donde se se iba a someter a votación el informe anual del Ministerio de Justicia. Para salvar esta traba, el Gobierno necesitaba de nuevo apoyos externos, algo que no tenía asegurado.

La falta de una perspectiva clara ha llevado a Conte a evitar una derrota parlamentaria con una dimisión. Esta vía ganó fuerza durante el fin de semana, por entender que daría al primer ministro fuerza para presentarse ante Mattarella, con opciones de seguir al mando.

Un gobierno de unidad nacional

El 'Conte ter', como se ha bautizado en Italia al que sería el tercer gabinete del actual primer ministro, estaría de nuevo encima de la mesa, con cambios en el tablero político. Según la agencia Bloomberg, se baraja un gobierno de unidad que estaría apoyado por independientes, centristas e incluso miembros de Italia Viva o Forza Italia, el partido del ex primer ministro Silvio Berlusconi.

"Tenemos que encontrar una solución en 48 horas", declaró el domingo en una entrevista el ministro de Exteriores, Luigi Di Maio, figura más visible del M5S. Di Maio se mantiene "leal" al primer ministro y teme que Italia esté un paso más cerca de un adelanto electoral, recoge Ep.

Esta posibilidad no gusta al M5S ni al PD, ya que, al margen de los asuntos pendientes que tiene el Gobierno en plena pandemia, podría dar un vuelco al actual escenario político. La Liga de Matteo Salvini figura como favorita en los sondeos y aspira a devolver al poder a la derecha, razón por la cual el exministro del Interior ya ha reclamado en varias ocasiones nuevos comicios.

Los giros y vueltas del último lío político en el país han dejado a los italianos más cínicos con sus dirigentes en un momento en el que una economía azotada por la pandemia enfrenta enormes desafíos, como gastar el paquete de recuperación de la Unión Europea y acelerar el ritmo de las vacunas.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin