Internacional

Sanders y Buttigieg se disputan el liderazgo en Iowa en un accidentado recuento

  • El Partido Demócrata anuncia que hará un recuento "manual" de los resultados
El candidato Pete Buttigieg. Foto: Reuters.

El joven alcalde de South Bend, Pete Buttigieg, y el senador por Vermont, Bernie Sanders, se disputan el liderazgo en las primarias demócratas en Iowa, que marcan el pistoletazo de salida en la disputa para lograr la nominación en el partido del asno y poder postularse a la Casa Blanca en las elecciones del 3 de noviembre.

Según las primeras informaciones del recuento de los caucus, que han tardado como nunca antes en la historia al parecer por un fallo en la aplicación de envío de datos, Buttigieg lideraría en número de delegados mientras que Sanders estaría en cabeza en el voto popular. Ellos dos rondan el 25% de los sufragios, mientras que Elizabeth Warren queda en un tercer lugar con un 20% y el exvicepresidente Joe Biden, el favorito para lograr la nominación, queda relegado a un cuarto lugar con el 13% de los votos.

El Partido Demócrata se ha visto obligado a realizar un recuento "manual" de los resultados en los caucus, lo que está prolongando enormemente el proceso.

Price ha afirmado que los altos cargos del partido están validando los datos contrastándolos con documentos y que se está informado de los datos a los equipos de los candidatos. El presidente del Partido Demócrata en Iowa ha insistido en que no se ha registrado ningún ataque cibernético ni intrusión en los sistemas de recuento.

Victoria aplastante de Trump

Trump sale reforzado de Iowa no sólo por la imagen de desorganización que han dado sus rivales políticos, sino por su propio triunfo, más que esperado, en los caucus republicanos.

El magnate se ha enfrentado a dos rivales menores, el exrepresentante republicano por Illinois Joe Walsh y el exgobernador de Massachusetts Bill Weld, quienes apenas han logrado cada uno el 1% de los votos.

El inquilino de la Casa Blanca ha agradecido la confianza de los votantes republicanos con un escueto mensaje a través de su cuenta en la red social Twitter: "Una gran victoria para nosotros esta noche en Iowa. '¡Gracias!".

Esta situación, más que previsible en el resto de estados, ha hecho que el Partido Republicano haya optado este año por cancelar las primarias en muchos territorios debido a la popularidad del actual presidente de Estados Unidos.

En el caso de Iowa, el portavoz del Partido Republicano de este estado, Aaron Britt, ha opinado que lo más probable es que la asistencia este lunes no se acercara a la registrada hace cuatro años, cuando fue el senador de Texas, Ted Cruz, quien quedó por delante del hoy más que favorito Donald Trump.

El juicio político (impeachment) contra Trump, que se espera que termine esta semana, tampoco ha jugado en contra del magnate en Iowa, en donde celebró un mitin hace unos días en la Universidad de Drake, en Des Moines, ante 7.000 fieles que aplaudieron cuando aseguró que "la izquierda está totalmente enferma".

Pese a ese segundo lugar en 2016 frente a Cruz, en las elecciones a la Casa Blanca, tal y como ha recordado el diario Usa Today, Trump logró 9 puntos más que su rival demócrata, Hillary Clinton.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin