Internacional

La aprobación de Trump despunta con el 'impeachment' y supera a Obama en el mismo punto de su mandato

  • La media le da su mejor dato de aprobación desde 2017: un 44%
Donald Trump y Barack Obama. Foto: Reuters.

Como temían los demócratas, el 'impeachment' al presidente de EEUU, Donald Trump, ha servido para reforzar ligeramente su posición y aumentar su índice de aprobación en las encuestas. Y una de las más prestigiosas, la de Gallup, le sitúa 3 puntos por encima del nivel de apoyo que gozaba su predecesor, Barack Obama, un año antes de someterse a la reelección: 45% a 42%.

Pero no es solo una encuesta: las últimas realizadas muestran un pequeño salto de su aprobación, que llegó a tocar techo en una media del 43,8% de apoyo, su mejor resultado desde marzo de 2017, mientras que el rechazo cayó solo al 52%, la tercera menor cifra de todo su mandato. En el mismo momento de su mandato, Obama tenía una media del 45% de apoyo después de haber sufrido una dura derrota en las legislativas de 2010, mayor incluso a la que vivió Trump el pasado mes de noviembre.

La principal explicación es que, como alentaba Trump y temían los demócratas, el proceso de juicio político al magnate neoyorquino por el escándalo de chantaje al presidente ucraniano ha movilizado a parte de la derecha que estaba descontenta con su líder pero que no está dispuesta a aceptar que los demócratas les "roben" la victoria electoral. En su mayoría, el crecimiento al apoyo a Trump viene de votantes republicanos con dudas que estaban descontentos con el presidente hasta hace poco y que creen que sus acciones son reprobables pero no merecedoras de una destitución.

La buena noticia para Trump es que Obama logró remontar en su cuarto año hasta ganar las elecciones de 2012 con la mayoría absoluta de los votos, por lo que el magnate, que ganó en 2016 con apenas el 46%, está en una buena posición para repetir. La mala es que el histórico de aprobación del actual mandatario es una línea casi recta y que mientras un 52% permanezca firmemente en contra, cualquier victoria a la que aspire será por la mínima y siempre que la oposición no logre unirse en los estados clave. La pregunta, claro, es si Trump podrá seguir yendo hacia arriba o si todo volverá a la 'normalidad' de estos tres años en cuanto el Senado, de mayoría republicana, dé carpetazo al juicio contra él.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin