Internacional

Barnier cree que "aún es posible" un acuerdo esta semana para evitar un Brexit duro

  • La UE reclama a Londres una propuesta legal y examina "todos los escenarios"
  • No descarta la posibilidad de una nueva prórroga para retrasar la salida

El negociador de la Unión Europea para el Brexit, el excomisario francés Michel Barnier, ha asegurado este martes que "aún es posible" cerrar un acuerdo esta semana para evitar un Brexit caótico a finales de mes, si bien ha avisado de que "cada vez es más difícil" y que para ello es necesario que Londres presente una nueva propuesta legal y creíble.

"Incluso aunque un acuerdo es difícil, cada vez más difícil, aún es posible lograrlo esta semana", ha declarado Barnier a la prensa en Luxemburgo, a su llegada a un consejo de ministros europeos de Asuntos Generales, en donde los Veintisiete harán balance del estado de las negociaciones.

El pasado viernes Barnier recibió luz verde de los Estados miembros para "intensificar las negociaciones" y entrar en la fase que los negociadores denominan como "túnel", porque supone evitar las interferencias y comunicaciones con el exterior para centrarse en los esfuerzos para cerrar un pacto. El negociador europeo ha dicho que pese al "trabajo duro" del fin de semana y del lunes, los equipos británico y europeo no han logrado aún un acuerdo, pero siguen las conversaciones en marcha.

Con todo, ha avisado, "es urgente que las buenas intenciones se conviertan en un texto legal", para que tanto Reino Unido como el bloque tengan las garantías legales suficientes de que la alternativa que se negocie será factible y jurídicamente operativa para proteger la integridad del Mercado Único, la economía en toda la isla irlandesa y evitar la vuelta a una frontera dura en el Úlster.

Todos los escenarios abiertos

Así las cosas, los ministros reunidos en Luxemburgo para preparar la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno de este jueves y viernes no solo escucharán el balance de Barnier sobre el estado de las negociaciones, sino que examinarán "todos los escenarios", incluida la posibilidad de una nueva prórroga para retrasar la salida de Reino Unido más allá del 31 de octubre fijado en el calendario.

La ministra de Asuntos Europeos finlandesa y presidenta de turno de la UE, Tytti Tuppurainen, ha pedido "usar cada minuto para evitar" un Brexit sin acuerdo, porque sería una situación "muy dañina" para las dos partes, al tiempo que ha apuntado que "todos los escenarios están abiertos".

Por ello, ha añadido, aunque la discusión sobre un nuevo aplazamiento no está en la agenda de los ministros, Tuppurainen ha considerado que "probablemente los líderes evaluarán todas las posibles prórrogas" en la cumbre de esta semana, porque la Unión Europea debe estar preparada ante cualquier escenario. En todo caso, ha recalcado, la posibilidad de una prórroga recae en Londres porque es e Gobierno británico quien debe hacer una petición de estas características.

También el secretario de Estado para Europa alemán, Michael Roth, ha opinado que sería un "desastre" para la UE y para Reino Unido que se diera un Brexit "duro" por la falta de acuerdo sobre las condiciones del divorcio, pero ha apuntado la "especial responsabilidad" del Gobierno británico y la flexibilidad con la que dice que la UE está encarando esta crisis.

"Esperemos que entiendan nuestros mensajes claros", ha confiado Roth, tras enumerar la integridad del Mercado Único y los acuerdos de paz de Viernes Santo como líneas rojas irrenunciables para el bloque.

El ministro de Exteriores de Países Bajos, Stef Blok, por su parte, ha indicado que se han dado pasos en la buena dirección en los últimos días, pero que "no son suficientes" para sellar un pacto. Block ha subrayado que le corresponde al Gobierno de Boris Johnson dar seguridad jurídica a la propuesta que la UE espera y ha confiado en que "aún hay tiempo" para el acuerdo.

Francia, por su parte, aboga por ser "extremadamente responsables" y encarar con "calma" estos últimos días de negociación para garantizar que si se logra un acuerdo alternativo tengas las garantías necesarias que reivindica la UE, ha dicho su secretaria de Estado para Asuntos Europeos, Amélie de Montchalin.

Sobre las opciones de prórroga, Montchalin ha sido tajante al advertir de que a ojos de Francia solo tendría sentido se es para permitir un "cambio político de alcance" en Reino Unido. "El paso del tiempo simplemente no resolverá la complejidad de la situación", ha argumentado la política francesa, para quien es importante lograr un acuerdo pero "no a cualquier precio".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1
forum Comentarios 1
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Bien
A Favor
En Contra

Johnson acaba de ganar a los burócratas de Bruselas. Están reconociendo la mafia de Bruselas que se baja los pantalones y acepta las condiciones de Johnson.

Me alegro. A ver si más países pueden escapar de la Cosa Nostra de los burócratas de Bruselas.

Puntuación 1
#1