Internacional

El Parlamento británico bloquea el Brexit sin acuerdo y resucita el plan de Theresa May

  • Hay más de 90 enmiendas presentadas por los lores contrarios
Boris Johnson, primer ministro británico. Foto: Reuters

Caos en el Parlamento británico y el acuerdo de salida Theresa May resucita de entre los muertos. Los diputados anti-Brexit duro aprobaron el proyecto de ley para prohibir una salida sin acuerdo, por 327 votos a 299, un margen superior al del martes al sumarse una nueva rebelde 'tory' más. Hasta ahí, todo normal. Lo inesperado es que un 'error' del Gobierno de Boris Johnson, que no pidió una votación sobre una enmienda propuesta para obligar a votar el acuerdo de salida de la UE negociado por May con la oposición en mayo ha provocado la resurrección de un plan que parecía enterrado.

Con el proyecto aprobado ahora mismo, si Johnson no presenta ningún plan nuevo ni logra el apoyo a una salida sin acuerdo, el Gobierno tendría que pedier a la UE una prórroga con el objetivo de votar el plan negociado por May. Sería su cuatro intento en 10 meses, pero con una diferencia: esta vez se votaría la versión que negoció con el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, que incluye un segundo referéndum y una unión aduanera con la UE.

En teoría, este añadido podría deshacerse en la Cámara de los Lores, que ahora empezarán a debatir el proyecto en los próximos días. Eso, si logran superar una batería de enmiendas de los diputados 'brexiters' destinadas a bloquear la tramitación.

Duros debates

El debate en los Comunes estuvo marcado por los debates de los 21 diputados 'tories' expulsados de su partido por Johnson como represalia por votar a favor de la ley. Los rebeldes, que se sentaron en sus escaños habituales junto a sus ya excompañeros, repitieron sus argumentos sobre la necesidad de garantizar que no haya una salida catastrófica, ya que "el Gobierno en realidad no está negociando con Bruselas", "no tiene ninguna solución para la frontera irlandesa" y "su estrategia de amenazar con hacernos daño a nosotros mismos para que la UE ceda no tiene sentido".

Más dura había sido la sesión de control habitual por la mañana. El líder de la oposición, Jeremy Corbyn, le espetó que "no tiene mandato, ni moral, ni mayoría". Johnson pronunció la palabra "mierda" en una de sus respuestas y llamó a otro diputado por su nombre, un pecado en la etiqueta parlamentaria británica. Johnson también se quedó paralizado cuando un diputado laborista musulmán, entre aplausos, le acusó de no realizar la investigación sobre islamofobia en su partido que había prometido. Y fue incapaz de asegurar que la suspensión del Parlamento la pidió para poder presentar su programa en octubre y no para evitar el debate del Brexit en el Parlamento, como le exigió uno de sus excompañeros a los que echó el martes.

Tras la última votación, la emoción se traslada a la Cámara de los Lores, donde los 'brexiters' están haciendo todo lo posible por bloquear la tramitación del proyecto, con la esperanza de que no dé tiempo a terminarlo antes de que entre en vigor la suspensión del Parlamento ordenada por Johnson y ratificada en primera instancia por un tribunal escocés este miércoles.

En la Cámara Alta hay más de 90 enmiendas presentadas a la propuesta de debatir la ley por la vía rápida, y cada una de estas enmiendas requiere de dos votaciones -y un rato de debate- para ser tumbada. Muchos lores han traído provisiones, cepillo de dientes y mudas de ropa, y no se descarta que la sesión se extienda hasta bien entrado el jueves. La mayoría aplastante anti-Brexit no está en duda en una Cámara en la que los 'tories' están en amplia minoría, pero el tiempo es la clave.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

plenilunio
A Favor
En Contra

Se podría decir que Boris Johnson llegó y fracasó.

Un persona digna cualquiera presentaría su dimisión.

Puntuación 0
#1