Inmobiliaria

La financiación alternativa gana terreno a la banca: alcanzará el 50% del sector inmobiliario en 2025

  • En los últimos años ha logrado 'robar' una cuota del 10% de mercado a las entidades
  • Las compañías del sector cuentan tras la crisis con una mayor educación financiera
De izda a dcha: Ramón Gayol y David Campos e Cunha (Corporate Finance para el Sector Inmobiliario de KPMG)

La financiación alternativa en el sector inmobiliario ha crecido con fuerza en los últimos años y se espera una proyección aún mayor hasta 2025, cuando se prevé que alcance una cuota de mercado del 50%, equiparándose así a otros países de la Unión Europea donde la banca convive con los fondos de una forma más equilibrada, según las previsiones de KPMG.

"Toda la estructura de financiación del sector inmobiliario va a cambiar", apunta Ramón Gayol, socio responsable de Corporate Finance para el Sector Inmobiliario de KPMG en España, que asegura que "actualmente el 90% de la posición de deuda suele estar en manos de la banca tradicional".

El directivo señala que hasta ahora los bancos no eran muy susceptibles de dejar entrar a la financiación alternativa "pero cada vez vemos más flexibilidad en este sentido" y además el sector está transformando su modelo de modo que "esta deuda alternativa va a entrar en las operaciones antes la banca y cuando lleguen se van a tener que adaptar a la estructura de financiación que se encuentren", explica Gayol.

Campos e Cunha: "Tradicionalmente, el sector inmobiliario en España ha confiado en gran medida su financiación al sector bancario"

Atendiendo a esta transformación que va a experimentar el sector, KPMG ha fichado a David Campos e Cunha como director de Corporate Finance para el Sector Inmobiliario con el objetivo de "ayudar a todos los promotores en esa transformación que van a tener de las estructuras de capital en sus balances", concreta Gayol.

Campos e Cunha, procedente de Starz Real Estate, un fondo de deuda de inmobiliario basado en Londres que invierte por toda Europa, trabajó anteriormente como Director de Financing & Solutions en Deutsche Bank y en Barclays Capital. En su nuevo puesto en KPMG el directivo se encargará de llevar la rama de deuda en Corporate Finance Real Estate, ofreciendo asesoramiento en financiación específica de proyectos, y buscando también los porcentajes idóneos de equity y deuda, además de ayudar a las compañías a dar el paso de una financiación bilateral a una estructura de deuda más compleja con deuda corporativa y emisiones.

Cambios en el sector

"Tradicionalmente, el sector inmobiliario en España ha confiado en gran medida su financiación al sector bancario. Sin embargo, la fuerte consolidación de este sector, la creciente estandarización de los instrumentos de financiación sobre préstamos promotor y las fuertes restricciones regulatorias y de capital de las entidades financieras está provocando que éstas se enfoquen en otros sectores y productos más rentables", señala Campos e Cunha.

"De esta manera, en este nuevo entorno bancario, se abre un espacio no cubierto por las entidades financieras tradicionales, donde los fondos de inversión pasan a ser "players" relevantes en el mercado de financiación alternativa y co-inversión de los promotores, dando así respuesta a una demanda no atendida. En este sentido, vemos un gran recorrido en la penetración de la financiación alternativa en España con capacidad de triplicar volúmenes a medio plazo, alcanzando niveles similares con otros países europeos de nuestro entorno como Alemania o Reino Unido", apunta el experto.

Gayol añade que la implantación de la financiación alternativa llega también gracias a la profesionalización del sector, que cuenta con una mayor educación financiera gracias a que actualmente los principales grupos inmobiliarios cuentan con fondos institucionales en su equity.

Por otro lado, el directivo señala que desde el departamento que lidera "estamos haciendo el desarrollo de enseñarles a nuestros clientes que impacto puede tener todo el tema de la sostenibilidad dentro de los costes de capital que tienen las compañías".

Así, "estamos muy inmersos y desarrollando mucho ya no solo cuáles son las hojas de ruta que hay de transformación de la sostenibilidad dentro del sector, si no cómo se monetizan todas las inversiones que tiene que hacer cada compañía y que impacto va a tener tanto en los costes de equity que tienen como en los costes de deuda y en las yields de salida que van a tener en sus productos", explica Gayol.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.