Inmobiliaria

La socimi Silicius debutará en BME Growth con un valor de 556 millones de euros

  • Cuenta con una cartera de 45 activos inmobiliarios, 42 de ellos en España
  • Obtuvo un beneficio de 57 millones de euros en el primer semestre
Juan Díaz de Bustamante, director general de Silicius

La socimi Silicius Real Estate, controlada al 29,5% por Merlin Properties, ha recibido un informe favorable por parte de BME Growth para debutar en este mercado alternativo en las próximas semanas con una valoración de 556 millones de euros.

Se trata de la duodécima compañía que se incorporará a este mercado en lo que va de año y lo hará bajo del código de negociación 'YSIL', con Renta 4 como asesor registrado y proveedor de liquidez, según informa BME.

La socimi cuenta con una cartera de 45 activos inmobiliarios, 42 de ellos repartidos geográficamente en España y 3 localizados en Luxemburgo, Londres y Amsterdam. Su política de inversión está enfocada en invertir de forma diversificada en activos de oficinas, logísticos, residenciales, hoteles, parques y centros comerciales que se encuentren ubicados en zonas prime de las principales ciudades de España.

Según detalla el folleto informativo de incorporación al mercado, los centros comerciales de La Fira (Tarragona), Thader (Murcia) y Bahía Plaza (Cádiz) están dentro de su cartera, así como otros locales comerciales cuyos inquilinos son Conforama, Inditex, Cortefiel, La Tagliatella o Mercadona, entre otros.

Todos los activos inmobiliarios propiedad de Silicius, tanto de manera directa como indirecta a través de sus sociedades participadas, se encuentran gestionados por la family office Mazabi Gestión.

El valor de mercado de la empresa, con una superficie bruta total alquilable de 397.875 metros cuadrados, es actualmente de 715,1 millones de euros. Su última cuenta de resultados completa arroja unos ingresos de 21,9 millones de euros en 2020 aunque unas pérdidas de 14,2 millones.

No obstante, las últimas cuentas semestrales apuntan a un beneficio de 57 millones de euros en los seis primeros meses de 2021, casi 20 veces más que en el mismo periodo del año pasado, debido fundamentalmente a un efecto contable derivado de la valoración de sus activos. Su deuda financiera bruta es de 219,8 millones de euros.

Entre los principales riesgos señalados en el documento informativo figuran que el 31,67% de los ingresos provienen de solo cinco clientes, o que la pandemia siga afectando al negocio, que solo en el periodo de impacto del Covid-19 en 2020 produjo una caída del 20% en ventas respecto a las estimaciones previas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin