Infraestructuras y Servicios

Aguas de Valencia gana un contrato de 138 millones en Arabia Saudí para dos depuradoras

Imagen de la firma del acuerdo en Arabia Saudí.
Valenciaicon-related

Aguas de Valencia Internacional, la filial para el negocio en el exterior del grupo español Global Omnium, ha conseguido materializar el que es hasta ahora su mayor contrato operativo en Oriente Medio. Un acuerdo con la compañía estatal del agua de Arabia Saudí que llega después de años de trabajo en labores de consultoría y asesoramiento en materia hídrica en Oriente Medio.

La Compañía Nacional de Agua (NWC) ha firmado un contrato por el que Aguas de Valencia Internacional asumirá la renovación de dos plantas de tratamiento de aguas residuales ubicadas en la ciudad de Taif. El acuerdo incluye también las labores de operación y mantenimiento de ambas instalaciones durante los próximos 15 años.

El encargo de la empresa de agua saudí, propiedad al 100% del fondo soberano PIF, supondrá unos ingresos de 148 millones de dólares (unos 138 millones de euros) para la filial con la que Global Omnium desarrolla su internacionalización.

Según ha comunicado la propia NWC, el grupo español gestionará dos instalaciones que suman una capacidad total de tratamiento de 147.000 metros cúbicos, por los que recibirá una tarifa en función del volumen de agua tratada.

La experiencia

Para el grupo valenciano, el acuerdo saudí supone un "hito histórico" en su internacionalización en el mercado de Oriente Medio y el Golfo Pérsico, donde opera desde 2015, año en que instaló una primera oficina en Qatar. Desde entonces, a través de Aguas de Valencia Internacional, que opera en una veintena de países, ha extendido su actividad en la zona. Hasta ahora la filial de Global Omnium había logrado contratos fundamentalmente de ingeniería y asistencia técnica, como el diseño de las redes hídricas del aeropuerto de Hamad en Doha o el diseño e implantación de los sistemas de control de las redes públicas.

Otra de las empresas del grupo, la tecnológica Idrica, también fue elegida para monitorizar los sistemas hídricos en torno a varios de los estadios que albergaron el Mundial de fútbol de Qatar, además utilizar su experiencia para reducir las posibles fugas e incluso detectar la incidencia del Covid en las aguas para anticipar sus efectos.

Oportunidad para otras plantas

La elección del grupo valenciano que preside y controla el empresario castellonense Eugenio Calabuig además abre la puerta a otras licitaciones similares que planea poner en marcha la compañía estatal árabe, que tiene en marcha un ambicioso plan para llegar a acuerdos con grandes operadores internacionales que inviertan en la renovación y mejora de 113 plantas de tratamiento de aguas a lo largo de todo el país con contratos y concesiones a largo plazo.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud