Infraestructuras y Servicios

Urbas encarga la reestructuración de Ecisa a Kroll tras ampliar el plazo con los acreedores

Antigua sede de Ecisa.
Valenciaicon-related

La constructora alicantina Ecisa vuelve a afrontar un proceso de reestructuración financiera. La histórica empresa alicantina, que en 2021 fue adquirida por el grupo Urbas, ha logrado el visto bueno del Juzgado Mercantil Número 1 de Alicante para ampliar el plazo necesario para negociar con sus deudores como para designar a la firma especializada Kroll Advisory como experto en reestructuraciones, con el objetivo de mediar entre la compañía y las entidades financieras y otros acreedores.

La constructora alicantina no es la única de Urbas que se encuentra en esta situación, ya que recientemente un juzgado de San Sebastián también aprobó una medida similar para Murias, otras de las empresas del sector del grupo inmobiliario. Tanto Murias como Ecisa y Joca fueron adquiridas en 2021 por la firma inversora dentro de su estrategia por posicionarse en el sector constructor. Sin embargo, esa estrategia no ha dado los frutos esperados y sus firmas de la división de construcción se encuentran en una situación financiera que ha obligado a plantear estas reestructuraciones, que no afectan al resto de sus áreas de actividad.

Según Urbas, en el caso de Ecisa aún no se ha presentado el plan de viabilidad a los acreedores, aunque en principio irá en línea con el que ya está previsto para Murias y que está planteado de acuerdo con su propio Plan Estratégico que ya preveía un reposicionamiento en el sector. La compañía señaló que en él se incluye el pago del 100% de la deuda a los acreedores, sin quitas a las deudas comerciales con proveedores ni a los créditos financieros ordinarios ya que la propia Urbas prevé asumir los créditos ordinarios a través de la emisión y entrega de bonos convertibles en acciones de la sociedad para capitalizar la deuda.

Además en el plan para Murias asegura que se ejecutarán las obras en marcha. El año pasado en plena ola inflacionista y con la escalada de los costes distintas administraciones como el Ayuntamiento de Alicante o la propia Generalitat Valenciana optaron por rescindir adjudicaciones a Ecisa ante los retrasos en las obras.

Desde Urbas apuntan que prevé presentar su plan de viabilidad para Ecisa en unas semanas, con esta reestructuración busca la continuidad de esta línea de negocio ante los cambios significativos del sector de la construcción en España y focalizarse en el impulso de la actividad internacional en sectores como el agua, el gas, las energías renovables y las infraestructuras sostenibles. Hay que tener en cuenta que en el caso de Murias uno de los acreedores, Grupo Ortiz, mantiene una pugna legal por el proceso judicial.

De la familia al inversor de Catar

Precisamente la actividad internacional fue una de las áreas que Ecisa, fundada por la familia Peláez en 1968 y que se especializó en los rascacielos de Benidorm, potenció para intentar sortear la crisis de la burbuja inmobiliaria, con el salto al Golfo Pérsico y la entrada como socio de la firma catarí Al Alfia.

El socio árabe, vinculado a la familia real de ese país, acabaría asumiendo la totalidad de la empresa en 2020 para traspasarla a Urbas un año después, en una operación que convirtió a la catarí en socio de la cotizada española. La alicantina mantiene una filial en Argelia después de que tuviese que dejar Chile tras la quiebra de su filial por un litigio con el Gobierno del país.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud