Infraestructuras y Servicios

Metro de Madrid sella un préstamo de 470 millones con el BEI para financiar la compra de 80 trenes

  • Vuelve a acudir al Banco Europeo de Inversiones para facilitar la compra de nuevos trenes para las líneas 1, 6 y 8. 
Imagen: Metro de Madrid

El operador del suburbano madrileño, Metro de Madrid, ha firmado un préstamo de 470 millones de euros con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) que destinará a la adquisición de 80 nuevos trenes con los que podrá modernizar parte de su parque móvil. La compañía pública dependiente de la Comunidad de Madrid tiene en marcha dos contratos para adquirir 40 trenes de gálibo ancho y otros tantos para gálibo estrecho.

Ambas licitaciones, que contemplan la adquisición de 240 coches para cada uno de los gálibos, permitirán actualizar la flota que actualmente circula por las líneas 1, 6 y 8 con una inversión regional de 1.094,4 millones de euros (IVA excluido). La Comunidad de Madrid lanzó en octubre sendos concursos, actualmente en evaluación tras recibir las ofertas de varias constructoras.

El préstamo del BEI permitirá cubrir el total del coste del contrato de trenes de gálibo ancho, valorado en 480 millones, reservándose 33 millones para financiar hasta el 50% de una posible ampliación para más unidades. De su lado, la licitación de gálibo estrecho cuenta con un presupuesto de 432 millones.

Con la compra de estas nuevas unidades, que podrían entrar en servicio a finales de 2026, Metro espera poder ampliar el material móvil de la línea más antigua de la red (1), la más usada (6) y la que une el centro de la ciudad con el aeropuerto (8). La compañía espera resolver las licitaciones y firmar la construcción de estos trenes en un plazo máximo de un año.

Además, el suburbano espera poder redistribuir su parque móvil de una forma más eficaz, "aumentando la capacidad de transporte de toda la red y permitiendo atender la futura ampliación de la línea 11 hasta Conde de Casal". La entrada en servicio de estos trenes supondrá la retirada de la circulación de los trenes de las series 2000B y 5000 que circulan por las líneas 1, 6 y 9, algo que redundará en menores incidencias.

Desde Metro de Madrid aseguran que el BEI suele ser una de las fuentes de financiación habituales para poder llevar a cabo sus planes de inversión, "ya que sufraga hasta el 50% de los mismos y lo hace en condiciones muy ventajosas". La entidad financia a la empresa pública madrileña desde hace tres décadas en la compra de nuevos trenes y la renovación de la red. ç

Sin ir más lejos, este mismo año ambas partes suscribieron una línea de financiación de hasta 200 millones de euros válida hasta el año 2025 para rehabilitar y modernizar sus infraestructuras, incluidas actuaciones en estaciones, trenes, vías, señalización y venta de billetes.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud