Infraestructuras y Servicios

Los túneles de Pajares reciben su primer tren tras invertir 4.000 millones en su construcción

  • La inauguración oficial corrió a cargo del Rey Felipe VI y el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quienes realizaron viajaron entre Madrid y Oviedo para conocer la infraestructura. 
El Rey Felipe VI, acompañado por el presidente del Gobierno Pedro Sánchez, el presidente de Asturias, Adrián Barbón (izquierda) y el ministro de Transportes, Óscar Puente (derecha).
Oviedoicon-related

Asturias y la meseta castellana están desde ahora más cerca que nunca. La entrada en funcionamiento de la variante ferroviaria de Pajares, inaugurada este miércoles por el Rey Felipe VI y el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, permitirá reducir los tiempos de viaje entre Asturias y León en más de 45 minutos gracias a los dos tubos que permiten atravesar bajo tierra la Cordillera Cantábrica en un cuarto de hora y a más de un kilómetro de profundidad.

El tren inaugural partió de Madrid a las 13:35 horas y tras una breve parada en León para sumar a la comitiva castellanoleonesa encabezada por el presidente regional Alfonso Fernández Mañueco, partió rumbo a las montañas para dar a conocer el nuevo túnel a todos sus viajeros. El ferrocarril, similar a los que venían prestando servicio hasta ahora entre Asturias y Madrid, recorrió la sucesión de 50 kilómetros de tubos en unos 15 minutos tras efectuar un cambio de ancho en La Robla (León). Llegó a Oviedo, su destino final, a las 16:45 horas, con cinco minutos de adelanto sobre la hora prevista.

Unos minutos después dio comienzo el acto institucional, celebrado en el recinto de la estación y que congregó a 400 invitados. El Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, arrancó su intervención alegando que "no solo Asturias está ahora más cerca de España, sino que el resto de España está más cerca de Asturias", región a la que consideró "bendecida por una geografía única", pero "que convierte cada kilómetro de infraestructuras en un monumental desafío de ingeniería".

"Desde hoy Asturias tiene en esta doble vía electrificada algo más que un camino de hierro, también uno de soluciones para revertir el injusto aislamiento al que ha sido sometida". Sánchez también agradeció el trabajo de las empresas constructoras e ingenierías que participaron en la ejecución de la obra, que "podrán reivindicar con orgullo que estuvieron aquí, algo que aportará aún más excelencia y reconocimiento a las empresas españolas".

Además, reivindicó la apuesta española por la alta velocidad ferroviaria, en la que se han invertido 65.000 millones de euros durante las últimas tres décadas para conectar, hasta hoy, 30 provincias. A este montante habrá que sumar otros 9.000 millones para hacer llegar el tren rápido a Cantabria, País Vasco, Navarra o Extremadura, así como avanzar en los corredores Atlántico y Mediterráneo, "apuestas estratégicas para ganar en competitividad en nuestros territorios", según mencionó.

La mayor obra de ingeniería de España

Los túneles de Pajares son considerados como la obra magna de la ingeniería española y la más singular del sistema ferroviario español por los mastodónticos plazos de construcción, que se ha extendido durante dos décadas desde que comenzara en 2003; así como por su inmenso coste, que se eleva a unos 4.000 millones de euros.

A estas cuestiones también hizo mención Óscar Puente, quien se estrenó como ministro de Transportes inaugurando esta nueva infraestructura. En su intervención apeló a autores clásicos como Quevedo o Machado para criticar "la necedad de confundir precio y valor". "El precio ha sido alto, pero el valor es incalculable", defendió.

La apertura del nuevo acceso ferroviario a Asturias tiene lugar casi de forma paralela al 140º aniversario de la construcción de la ruta convencional por la que hasta ayer circulaban los trenes que unen Gijón y Oviedo con Madrid y Valencia, y que previsiblemente se clausurará en las próximas semanas. Puente ha hablado de ella como "la obra más importante del Corredor Atlántico" al permitir ahorrar "miles de euros al año" a ciudadanos y empresas, que podrán incrementar sus tráficos hacia y desde el Principado.

El presidente asturiano, Adrián Barbón, incluyó también el ámbito turístico como uno de los sectores beneficiados por esta nueva conexión y habló de "un día que pasará a la historia" en la región al estar ante lo que consideró "una obra de titanes".

El líder regional intervino para reconocer la labor de importantes perfiles que, sin estar en primera fila, trabajaron en la ejecución de la obra, como Alejandro Rebollo, expresidente de Renfe y dirigente de UCD, "el hombre que soñó la variante de Pajares hace muchos años"; o Isabel Pardo de Vera, expresidenta de Adif "que entendió estas reivindicaciones".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud