Infraestructuras y Servicios

El Barcelona pagará el nuevo Camp Nou con tres emisiones de bonos de 500 millones hasta 2052

  • Las fechas de vencimiento serán: 2032, 2045 y 2052
  • La agencia de calificación KBRA les da una nota de BBB+ estable
  • El club afrontará la deuda con los acreedores a través de los ingresos del estadio que superen los 100 millones
Panor?mica del que ser? el nuevo Espai Bar?a. EE
Barcelonaicon-related

Tras firmar con la turca Limak para la construcción del nuevo Camp Nou, el FC Barcelona ultima los flecos para cerrar la financiación del estadio. La obra no puede superar los 900 millones, pero el total del Espai Barça se irá hasta los 1.500, que se pagará con tres emisiones de bonos de 500 millones de euros. El conjunto azulgrana los devolverá con los ingresos que genere el recinto, que ascenderán a 346 millones de euros por temporada, según sus cálculos, y, tras guardar una partida de 100 millones, se destinarán en parte a pagar la deuda.

Según la documentación a la que ha tenido acceso elEconomista.es, la entidad catalana articulará el pago a la constructora con tres programas diferentes, con distintas fórmulas de pago y vencimientos. El primero vencerá en junio de 2032 y se deberá pagar de manera íntegra entonces. Sin embargo, el club se guarda la posibilidad de refinanciarlo con una nueva emisión de 525 millones y hacerle frente entre 2052 y 2057 con cuotas periódicas. La segunda emisión termina en junio de 2045 y el Barça la afrontará de manera reiterada. La tercera finaliza en junio de 2052 y tiene una estructura más compleja: la entidad solo pagará intereses hasta 2045 y a partir de esa fecha comenzará a devolver el principal. 

Los tres serán de 500 millones y han recibido la calificación de BBB+ con perspectiva estable por parte de la agencia de rating Kroll Bond Rating Agency (KBRA). "El pasado viernes, Morningstar Sustainalytics, empresa de certificación de bonos, certificó la categoría de GreenBons los bonos que emitiremos, lo que significa que ampliamos nuestro mercado de potenciales inversores y la posibilidad de conseguir la financiación a un precio más ajustado", celebró el presidente del club, Joan Laporta, el jueves. 

La última emisión de bonos acometida en La Liga fue la que hizo CVC para financiar a la mayor parte de clubes de la competición a cambio del 8,2% de sus derechos televisivos. Se cerró al 7%, por lo que -visto que los tipos  no han dejado de subir- el interés previsto será superior. La entidad trata de rebajar las tasas y contrató a JP Morgan para la búsqueda de inversores, un trabajo hasta el momento encomendado a Goldman Sachs. 

Como ya avanzó este medio, entre los interesados para comprar la deuda están las estadounidenses Apollo, Pricoa Private Capital y Voya Financial y las aseguradoras Metlife, New York Life y Barings. 

La organización catalana tiene en mente crear un fondo de titulización, como dijo The Objective. Y este será el modo para devolver el dinero a los acreedores. El club montará un vehículo que podrá generar hasta 246 millones anuales con los que pagar a los acreedores, según las proyecciones de Legends, firma que asesora al club en la explotación del estadio. No todos necesariamente irán a manos de los inversores. La facturación total de la infraestructura por temporada será de 346 millones, pero los primeros 100 millones de euros de ingresos generados por el estadio quedarán fuera del alcance de los bonistas. 

Legends calcula que, una vez a pleno rendimiento, el nuevo Camp Nou reportará 50,2 millones procedentes de los abonados, 73,8 millones con la venta de entradas, 79,7 millones del museo y los tours, 18,8 millones de ingresos 'extra', 76,5 millones de palcos VIP y 47,2 millones de patrocinadores. En total, la facturación será de 346,5 millones de euros por temporada. 

Así, el recinto se situaría como el tercero con más ingresos VIP del planeta, solo por detrás de los Dallas Cowboys y Los Ángeles Rams (NFL). Precisamente esta fue una de las modificaciones hechas por la junta de Laporta frente al proyecto del equipo directivo que lideraba Josep Maria Bartomeu. 

El nuevo Camp Nou costará 850 millones

Con los 1.500 millones conseguidos, el conjunto azulgrana pagará las obras del estadio, que ascenderán a 850 millones. Usará el resto para los fees de la turca Limak, otros costes de la construcción y seguros (58 millones), repagar un préstamo puente concedido por Goldman Sachs del que hay dispuestos 145 millones, guardará 150 millones para contingencias y reservará 133 millones para el resto del Espai Barça

La organización se guardó 247 millones ?las contingencias y parte del dinero destinado al resto del plan urbanístico- para hacer frente a posibles sobrecostes. Sin embargo, Limak se comprometió a limitar los sobrecostes, más en un momento inflacionario en el que la subida media de las obras ha sido del 17% en el último año. El asesor inmobiliario del club es JLL. 

Los costes financieros para la entidad, entre intereses y las propias emisiones, serán de 163,8 millones, según los informes elaborados por la propia KBRA. La entidad además depositará una garantía del 10% para un estadio que debería estar terminado en 2026.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud