Infraestructuras y Servicios

Día D para el rescate de Abengoa

  • Encierro de trabajadores en la Sepi ante el plantón de Reyes Maroto
  • Última reunión prevista en plazo del fondo de Sepi al que se han pedido 249 millones
  • Los acreedores dan otros tres días de plazo

Trabajadores de Abengoa se encierran en Madrid en la sede de la Sepi, sociedad estatal de la que la empresa espera un rescate de 249 millones de euros desde hace más de un año. Es el día D para la multinacional andaluza, pues mientras los trabajadores se manifiestan para exigir apoyo estatal, dentro se reúne el órgano gestor del Fondo de Apoyo a la solvencia de Empresas Estratégicas, que tiene en sus manos conceder o no el dinero. Es la última oportunidad, pues no hay otra reunión prevista antes del Consejo de Ministros del martes 28, que debería bendecir la ayuda caso de que se apruebe. O se da el ok esta mañana o no habrá tiempo material de aplicar el rescate.

Los representantes de los trabajadores han sido recibidos por técnicos y cargos del Gobierno, pero no por la ministra Reyes Maroto como estaba previsto. En la reunión les han indicado que el expediente de Abengoa está aún en estudio y que cuando concluya se emitirá un informe. Después habrá un plazo de cinco días para que se puedan presentar alegaciones a ese informe. Ante esta situación, los trabajadores han decidido encerrarse en la Sepi hasta que les den una solución.

Los apremios son tales que el presidente de Abenewco1, Juan López-Bravo, indicó días atrás a ABC que la línea roja estaba en el domingo 19 de junio. Más allá de ese día no habría tiempo para cerrar los acuerdos y preparar la documentación para salvar la empresa antes del 30 de junio, cuando se decide si va a liquidación o intenta seguir luchando. Evidentemente era una maniobra para meter presión al Gobierno antes de la cita electoral andaluza. Pero lo cierto es que sí hay un auténtico día D. Hoy.

Las últimas declaraciones de las ministras Calviño y Montero sobre Abengoa alientan poco la esperanza. Se limitaron a culpar a la Junta de Andalucía y en el caso de la titular de Hacienda a indicar que Sepi se rige por criterios técnicos objetivos para dar las ayudas, sobre las que nadie del ejecutivo tiene influencia alguna. Una manera de desmarcar al Gobierno ante la eventualidad de un no.

Sepi y Hacienda

Hay otro detalle que escama en el entorno de Abengoa. Estaba previsto que la ministra que recibiese hoy martes a los representantes de los trabajadores fuera Reyes Maroto, titular de Industria. Pero Sepi esta adscrita al ministerio de Hacienda cuya titular María Jesús Montero, ya emitió señales no muy positivas la semana pasada.

Ha trascendido que los informes técnicos señalan algunas dudas sobre la capacidad de Abengoa para devolver el dinero público. Y la complejidad técnica de la operación es más que evidente, porque no se rescata a Abengoa (que está en concurso y debe presentar su convenio al juez antes del 1 de julio). Ni siquiera a su filial Abenewco1, que concentra los activos más valiosos de la empresa pero que tiene deudas incompatibles con la percepción de ayudas. El dinero se canalizaría a través de seis sociedades instrumentales de Abenewco1.

Plan de viabilidad

La intención de Abenewco1 es poner en marcha un plan basado en el rescate de 249 millones, avales por valor de 300 millones y la entrada en la empresa del fondo americano Terramar con 200 millones, 140 para préstamos y 60 para hacerse con el 70% del capital de la compañía, que tendría que reestructurarse y desvincularse de Abengoa según lo previsto y tal y como se ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

La matriz Abengoa SA se opone a la entrada de Terramar, pero no ha podido aportar socio alguno. El presidente de Abengoa, Clemente González, representa a los pequeños accionistas sindicados en AbengoShares, quienes consideran que esta operación les haría perder sus inversiones.

¿Y si no hay rescate?

La pregunta ahora es si habría posibilidades de salvar Abengoa, que fuera buque insignia de la economía andaluza, con 11.000 empleados en todo el mundo, sin el rescate de Sepi. Incluso con rescate la salvación es de una enorme complejidad. En 2019 declaró deudas por valor de 4.783 millones de euros, casi 6.000 millones teniendo en cuenta deudas de proyectos en venta.

"No somos menos que ninguna otra comunidad ni que ninguna de las otras empresas que ha apoyado la Sepi, enfatizan, reclamando al Gobierno central "una decisión de verdad, porque la empresa se cae y con ello desaparecerán más de 11.000 puestos de trabajo". "Nuestro Gobierno y nos va a ayudar, estamos seguros", aseveran los comités de empresa.

Hoy mismo Abengoa ha informado de que retrasa el vencimiento de diversos instrumentos de deuda hasta el día 24.

comentarios4WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Alfonso Gólgota
A Favor
En Contra

La Sepi no puede poner el dinero en Abenewco ni en sus sociedades, pues estaría blanqueando el expolio del Santander, pues seria cómplice del Santander y tendrá sus consecuencias penales.

Solo lo podría poner en Abengoa y sin la entrada de Terramar, El que la Sepi ponga el dinero para que la compañía pase a manos extranjeras para pegar un pelotazo, va contra las reglas que establece la Sepi, mantenimiento del empleo y de la tecnología nacional.

Puntuación 3
#1
juanjovero
A Favor
En Contra

...que se encierren,...a ver si logramos también encerrar al Santander y su lugarteniente KKR para que paguen sus ilegalidades en este expolio.

Puntuación 1
#2
Pedro
A Favor
En Contra

10 años de pufo tras pufo. Blanco y en botella.

Puntuación 3
#3
Teudis Carmona
A Favor
En Contra

Abengoa es el último robo del banco Santander. Actualmente está secuestrada por el banco Santander. Impidieron desde dentro que los Amodios invirtiera en Abengoa de forma honrada. Ahora hacen un ultimaton para mediante un fondo totalmente especulativo robar Abengoa.

Que diferencia existe entre el robo de Abengoa y el robo del Banco Popular?. La diferencia principal es que el banco Popular era totalmente privado. Además tenían un fuerte componente religioso OPUS. Entre sus muchos accionistas. En cambio Abengoa su principal accionista es el Estado. Es decir que van a robar al Estado. Pero el Estado desde dentro ha podido evitar la condena del Tribunal internacional. Por tanto el robo a los accionistas por el Santander es doble. EL PODER DEL DINERO.

Puntuación 0
#4