Industria

Lladró anuncia un nuevo ERE, el primero con PHI al frente de la empresa

  • Los nuevos dueños toman esta medida tras dos años de gestión
  • El cambio de manos no ha frenado una caída en las ventas de más de una década
Tienda de Lladró en Valencia

Lladró ha comunicado este lunes a los miembros del comité de empresa y a los distintos sindicatos "la necesidad de abrir un periodo de consultas y negociación para la realización de un procedimiento de despido colectivo". Se tratará del primer ERE de la era PHI Industrial, el grupo inversor español que compró la fabricante de figuras de porcelana a la familia fundadora en enero de 2017.

En sus dos primeros años al frente de la industria los nuevos dueños no han sido capaces de revertir la acusada caída en las ventas que sufre la firma desde hace más de una década. Según el comunicado de Lladró, la aplicación de esta medida afectará a las cuatro empresas que conforman el grupo empresarial (Arte y Porcelana, Daisa, Porsa y Lladró SA), que cuenta con alrededor de 500 trabajadores.

"En un entorno en que resulta imprescindible mejorar la competitividad de la compañía, se hace necesario reorganizar el trabajo y ser más eficientes a nivel operativo", explicó la firma en su nota de prensa.

En un plazo máximo de siete días quedará constituida la comisión negociadora de los trabajadores de la empresa y comenzará el periodo de consultas el próximo lunes, 1 de abril, periodo que se extenderá a lo largo de un mes.

PHI ha tratado de esquivar el ERE hasta la fecha, pero lleva tiempo tomando medidas de ajuste laboral para atajar su mal momento en el mercado. La última fue concentrar días sin producción el pasado mes de febrero, unos días que adelantó de los que estaban contemplados en el Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) que aprobó el pasado octubre. El motivo fue el mismo que le llevó a aplicarlo: reducir la producción para tratar de ajustarla a una menguante demanda.

La empresa, al anunciar el vigente ERE temporal, explicó que su intención era prolongarlo hasta el mes de marzo de 2020, de modo que aún queda justo un año de este expediente que, en la práctica, se traducía hasta ahora en que la plantilla descansara todos los viernes -además de otros periodos- con el objetivo de sumar un total de 123 días de inactividad.

Pero la difícil coyuntura por la que todavía atraviesa la compañía, donde el cambio en la propiedad no ha desembocado en el deseado incremento en las ventas, lleva ahora a la enseña de PHI Industrial ir un paso más allá con el planteamiento de un ERE, cuyo número de salidas no ha sido precisado hasta la fecha.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud