Industria

Asturiana de Laminados reordena la cúpula tras una oleada de dimisiones

  • Cuatro consejeros y el director general abandonan la firma en los últimos meses
Macario Fernández, presidente de la compañía

A Asturiana de Laminados se le acumulan los problemas. Además de haber paralizado el proyecto de una fábrica en Zamora, la compañía se ha visto obligada a una reestructuración de su cúpula tras una oleada de dimisiones. En los últimos meses, han presentado la dimisión el director general, César Fernández, y cuatro de los nueve consejeros del grupo: Manuel Jose Del Dago, Salvador Garriga, Jose Troteaga y Luis Manuel Tejuca.

Según las fuentes consultadas por este periódico, todos ellos habrían mostrado su oposición a la gestión llevada a cabo por el presidente de la compañía, Macario Fernández, negándose a firmar las últimas cuentas anuales. Ante estos hechos, la compañía ha nombrado como nuevo director general a Francisco Menéndez y se ha visto obligada a reducir el número de consejeros de nueve a tan solo cinco miembros. Las últimas cuentas, correspondientes a 2023, están firmadas así tan solo por Macario Fernández Fernández, como presidente y consejero delegado; sus hijos, Macario Fernández García y María Fernández Hevia y otros dos vocales, Agustín Azparren y Carlos Álvarez.

La reducción de las ventas y la deuda financiera han arrastrado a Asturiana de Laminados a una situación financiera muy complicada, con unas pérdidas consolidadas de 9,3 millones de euros en el último ejercicio, cinco veces más que en 2022. Con un capital circulante negativo de 13,5 millones —en el ejercicio anterior fueron 5,5 millones —la compañía, ha anunciado esta semana la paralización del proyecto de su fábrica en Villabrázaro, en la provincia de Zamora, perteneciente a su participada Latem Aluminium.

Asturiana de Laminados controla la mayoría del capital de esta compañía a través de una sociedad interpuesta, Latem Global Trading. Sodical, la sociedad de inversión de la Junta de Castilla y León, tenía otro 49%, pero en julio del año pasado vendió un 20% a Iberdrola y su intención salir lo antes posible ante los problemas acumulados en la compañía. Latem denuncia que la paralización de la fábrica en Zamora, en la que, según decía, iba a crear 500 empleos, obedece al retraso en la llegada de los 20 millones de euros comprometidos en el Fondo de Apoyo a la Inversión Industrial Productiva (FAIIP), promovido por el Ministerio de Industria.

Desde la cartera que dirige Jordi Hereu se recordó ayer, no obstante, que a Latem Aluminium se le concedió ya en marzo de 2022 financiación a través del fondo Faiip por valor de 59,4 millones de euros. Además, "recientemente" se le ha concedido una ampliación del plazo de ejecución del proyecto hasta finales de este año 2024. En la fábrica de Zamora, que supone una inversión de unos 140 millones que se acomete desde hace cuatro años, Latem Aluminium tiene previsto elaborar bobinas de aluminio reciclado.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud