Industria

Los Rubiralta recurren el plan final de los fondos para quedarse con Celsa

  • La familia propietaria de la siderúrgica se opone en los juzgados a la propuesta de los acreedores para quedarse con la compañía
  • Niegan el derecho de los fondos a ejecutar la deuda
Francesc Rubiralta, primer ejecutivo de Celsa. EE
Barcelonaicon-related

Al borde del plazo que les dio el juez, los Rubiralta se oponen al plan de reestructuración definitivo presentado por los fondos para quedarse con Celsa. Los actuales propietarios de la siderúrgica presentaron su escrito de recurso a la propuesta hecha por los acreedores: quedarse con el 100% del capital a cambio de recortar su endeudamiento en casi 1.300 millones de euros.

Las fuentes consultadas por elEconomista.es señalan que la familia presentó el documento este mismo miércoles, el día límite según el plazo legal, ante el juzgado de lo mercantil número 2 de Barcelona, como era de esperar. El escrito ya está en la mesa del magistrado Álvaro Lobato, que recibió la propuesta final de reestructuración por parte de los fondos el 27 de abril.

La propuesta definitiva era muy parecida a los planteamientos originales de los tenedores de la deuda, un grupo liderado por Deutsche Bank, SVP y Cross Ocean. Tras contar con un informe de Lexaudit -el experto independiente- en el que sostenía que Celsa no podía hacer frente a su pasivo, los acreedores pretenden quedarse con la totalidad de la organización a cambio de una quita que rondaría los 1.300 millones. La mochila, pues, quedaría en alrededor de 1.500 millones de euros, que se refinanciarían.

Además, los fondos estaban dispuestos a renunciar al rescate de 550 millones concedido por la SEPI –en suspenso a la espera de un acuerdo entre ambas partes-.

Los Rubiralta niegan que Celsa sea insolvente y expresan dudas sobre la interpretación que hacen los fondos de la ley concursal

No obstante, los Rubiralta niegan la mayor. Los actuales accionistas de la compañía ya expresaron las dudas de que la nueva ley concursal pueda aplicarse sin el consentimiento del deudor y sostuvieron que los fondos no pueden ejecutar la deuda adquirida con descuento para pasar a quedarse con el 100% de la siderúrgica. Resaltaron también que la organización no se encuentra cerca de la insolvencia.

En 2022, las ventas ascendieron a 6.084 millones y el resultado bruto subió a 867 millones de euros; números superiores a los de 2021, cuando se registró una cifra de negocio de 5.283 millones y un Ebitda de 670 millones de euros.

A la espera de una vista

Ahora se espera que el magistrado convoque a ambas partes en una vista en la que expondrán sus argumentos antes de tomar su decisión. La resolución que dicte el juez no será recurrible.

Contactado por este medio, un portavoz de la compañía que lidera Francesc Rubiralta declinó hacer comentarios.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud