Industria

España encarga a Airbus 20 Eurofighter por 2.043 millones

  • Se fabricarán en Getafe (Madrid)
  • Estarán destinados a renovar la flota F-18 que operan en Canarias

La Agencia de Gestión de Eurofighter y Tornado de la OTAN (NETMA) ha firmado un contrato histórico para la adquisición de 20 aviones Eurofighter de última generación para el Ejército del Aire de España. Conocido como el proyecto Halcón, el pedido cubrirá la entrega de aviones de combate equipados con radar de barrido electrónico (E-Scan), 16 monoplazas y 4 biplazas, lo que permitirá renovar la flota de F-18 que opera España en las Islas Canarias. El contrato tiene un valor de 2.043 millones.

Con este acuerdo, la flota española de Eurofighter aumentará a 90 aviones. Con la primera entrega prevista para 2026, estos nuevos aviones mejorarán y posicionarán a la flota de cazas del Ejército del Aire entre sus aliados de la OTAN con el avión de combate más moderno desarrollado en Europa favoreciendo el desarrollo industrial nacional hasta 2030.

"Este pedido adicional refuerza el compromiso de España no sólo con Eurofighter, sino también con su entorno industrial y de desarrollo. Nos gustaría agradecer al cliente su firme posición con respecto a la defensa europea en un momento en el que más se necesita", dijo Mike Schoellhorn, CEO de Airbus Defence and Space.

El Eurofighter español se ensambla, se prueba y se entrega en las instalaciones de Airbus en Getafe (España) y su huella industrial se traduce en más de 20.000 empleos directos, indirectos e inducidos en España. En el proceso de fabricación participan las principales empresas nacionales de defensa y tecnología.

Eurofighter es el mayor programa de defensa de Europa, en el que participan Reino Unido, España, Alemania e Italia, con 100.000 puestos de trabajo en Europa.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Benalmádena
A Favor
En Contra

Bien.

Puntuación 0
#1