Industria

Fertiberia enterrará a prueba de tsunamis toneladas de fosfoyesos en Huelva

  • Necesitará una inversión de 65 millones de euros y creará cien empleos
  • Tras el OK del CSN sólo falta un permiso de la Junta para comenzar la ejecución
  • Se da solución a un enorme vertedero industrial junto a la ciudad de Huelva
Imagen de Google Maps en la que se aprecia la cercanía de las balsas y el casco urbano. En el interior de la noticia, aspecto que tendrá la zona tras la restauración y aspecto de los apilamientos (Foto: Fernando Ruso).

Fertiberia ha recibido el dictamen favorable al proyecto de clausura de los apilamientos de fosfoyesos por parte del Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), máxima autoridad en España para asegurar la protección radiológica de las personas y el medio ambiente. Con esta autorización, la empresa ultima la ejecución de su Proyecto Restore 20/30, que consiste en la restauración ambiental de las 720 hectáreas donde desde hace décadas se acumulan toneladas de fosfoyesos. El proyecto contempla el encapsulamiento total de los mismos, con el fin de evitar cualquier contacto con el exterior incluso si se produce una inundación o hasta "un tsunami más desfavorable en la zona". También incluye la restauración y revegetación de los terrenos para integrarlos en la marisma onubense, una vez drenada el agua interna y el agua infiltrada por las lluvias, "lo que convertirá este espacio en uno de los pulmones de Huelva".

El proyecto Restore 20/30 ha sido desarrollado por la empresa americana Ardaman & Associates, con experiencia en este tipo de clausuras -habiendo realizado ya más de 60 proyectos con éxito- así como por las firmas españolas Eptisa e Inerco.

El proyecto ha sido mejorado y perfeccionado profundamente en los últimos años gracias a que durante la fase de validación se han recogido las aportaciones de los técnicos de las distintas administraciones y organismos competentes y, durante la fase de exposición pública, se ha consultado a más de 21 organismos públicos y se han dado respuesta a más de 1.300 alegaciones, explica la compañía.

"La mejor solución"

Ahora el dictámen del Consejo Nacional de Seguridad Nacional, asegura Fertiberia en un comunicado, "constata que Restore 20/30 es la mejor solución, tanto desde el punto de vista técnico como medioambiental, y recoge una serie de condicionantes de seguimiento y control de la ejecución del proyecto que asegurarán, más si cabe, la idoneidad de la clausura".

Tras el dictamen satisfactorio del CSN, la modificación de la Autorización Ambiental Integrada (AAI), por parte de la Junta de Andalucía, es el último paso para que Fertiberia pueda iniciar la ejecución de las obras, tras la concesión de la licencia de obras preceptiva por parte del Ayuntamiento de Huelva.

En previsión de una resolución favorable de estos últimos trámites administrativos, Fertiberia está ultimando el proyecto constructivo y su correspondiente plan de ejecución, lo que permitirá así comenzar a ejecutar Restore 20/30 al día siguiente de la obtención del último permiso.

Javier Goñi

Según afirma Javier Goñi, presidente de Grupo Fertiberia, la resolución favorable de estos trámites demuestra que "la compañía está trabajando con enorme transparencia y de manera proactiva para iniciar cuanto antes un proyecto que será emblemático en el sector de los fertilizantes en Europa".

A lo largo de estos meses la compañía también ha cumplido otros hitos, como la obtención del informe favorable de compatibilidad urbanística del Ayuntamiento de Huelva (recibido el pasado mes de julio). "Restore 20/30 es una prioridad estratégica de Fertiberia que creará más de cien empleos en Huelva y moverá una inversión superior a los 65 millones de euros", ha subrayado Goñi.

Décadas de trabajos

En un periodo estimado de diez años se realizará el drenaje del agua interna del yeso; un sellado superior de dos capas, una primera barrera de geomembrana complementada por una segunda capa de arcilla compactada; un sellado perimetral de todo el conjunto que incluye una escollera para prevenir cualquier impacto en el caso de inundación, mareas inusuales o incluso el tsunami más desfavorable en la zona; la recuperación paisajística del emplazamiento con plantas autóctonas (lentisco, jaguarzo, etc.) con el fin de reintegrar las zonas en el entorno de la Marisma del Odiel.

Posteriormente, y durante otros 30 años, se prevé una fase de postclausura que incluye un plan de seguimiento y control.

Medio siglo

El problema al que ahora se le va a poner solución se originó en los años 60, cuando comenzó la producción en el Polo de Huelva de ácido fosfórico para fertilizantes. Fertiberia compró instalaciones levantadas por otras iniciativas anteriores.

Esta actividad genera como residuos los fosfoyesos. Había una licencia de los años 60 para verterlos junto al río Tinto.

En los años 90 la Junta de Andalucía puso en marcha un plan corrector de vertidos, que hizo que Fertiberia presentase un plan de reordenación de su actividad. Un proceso que acabó en la Audiencia Nacional, que tras un litigio de doce años ordenó a la empresa que cesara en los vertidos. En 2010 se dejó de depositar en las balsas los fosfoyesos. Pero había toneladas y toneladas de residuos allí.

En torno a las balsas ha habido durante décadas polémica por lo que suponían de contaminación junto a zonas habitadas y la marisma onubense. Se estima que hay 120 millones de toneladas en lo que organizaciones ecologistas han llegado a calificar como el mayor vertedero industrial de Europa.

Grupo Fertiberia

Con más de 1.600 empleados y 13 centros de actividad industrial repartidos por toda la Península Ibérica y Francia, Grupo Fertiberia es líder en el sector de la nutrición vegetal en la UE, donde desarrolla, produce y comercializa soluciones agronómicas innovadoras que elevan la competitividad del sector agrícola y colaboran en la transición ecológica de un sector esencial para la economía europea.

También es uno de los principales operadores mundiales en el mercado del amoniaco, y produce soluciones medioambientales para la industria y otros sectores.

La compañía pertenece a Triton Partners, que está impulsando su crecimiento para convertir a esta empresa española en un líder de la fertilización del futuro, que permitan obtener a los agricultores rendimientos superiores con la máxima sostenibilidad medioambiental.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin