Industria

Trabajo aprobó el cerrojazo industrial sin evaluar el impacto económico

  • La medida provocó que Industria tuviera que hacer varias insólitas aclaraciones a la norma
  • Yolanda Díaz no pidió informes para elaborar una norma que fue criticada por las patronales

El Ministerio de Trabajo aprobó el cerrojazo de la economía del 30 de marzo al 9 de abril sin realizar ningún tipo de análisis previo sobre las consecuencias económicas que podría suponer la medida y sin ningún estudio sobre cómo debía realizarse, según reconoce dicho departamento en la memoria de impacto normativo a la que tuvo acceso elEconomista.

Este Real Decreto-ley, que fue duramente criticado por las organizaciones empresariales, provocó un auténtico caos en la industria e importantes cambios de criterio durante su aplicación por su escasa preparación ya que no tuvo en cuenta, por ejemplo, aspectos como los tiempos necesarios para realizar las paradas de las grandes plantas siderúrgicas con seguridad. De hecho, las empresas tuvieron que esperar hasta altas horas para conocer el texto definitivo de la medida publicado en el BOE.

El parón industrial contaba con el apoyo de los ministros de Unidas Podemos, así como de los sindicatos pero con el rechazo de casi todo los ministros económicos que consideraban, al igual que las patronales, que el daño a la economía podía resultar muy difícil de recuperar.

Rechazo patronal

La primera patronal en mostrar su rechazo a la medida fue Foment del Treball, que pidió que el coste de parte de este permiso retribuido lo asumiera el estado pero posteriormente lo hicieron también CEOE y Cepyme.

La Alianza para la competitividad de la industria, que aglutina a cerca de la mitad del PIB bruto español, emitió incluso un comunicado en el que pedía seguir trabajando en sectores claves como el automóvil, las petroleras, el papel, la química, la alimentación, el cemento o la siderugia.

Pese a esta situación, el departamento de Yolanda Díaz daba por hecho que este Real Decreto-ley sería positivo al garantizar la adopción de medidas que permitirían mantener actividades esenciales y el restablecimiento de la actividad económica y productiva de la manera menos traumática posible, una vez superada la situación de crisis sanitaria.

La memoria económica de dicho Real Decreto Ley, a la que ha tenido acceso elEconomista, reconoce que el GobIerno no recabó ningún informe para tomar esta decisión por la urgencia de la tramitación de esta medida. De hecho, el propio Ejecutivo rechazó propuestas similares apenas un par de días antes realizadas por la oposición. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, dió un giro copernicano en su decisión de paralizar la industria en apenas 24 horas. La presión del número de muertes en nuestro país -que ya casi duplicaba en aquel momento las registradas en China con 6.528 casos frente a 3.304 del gigante asiático - y el creciente número de demandas judiciales por su gestión llevó al Ejecutivo a dar el cerrojazo a la industria.

El presidente convocó un consejo de ministros extraordinario y retrasó la reunión prevista con los presidentes autonómicos para adelantar una medida que esperaba estudiar tras escuchar a las autonomías.

La discusión sobre un cierre de actividad fue constante a lo largo de aquella semana con el creciente número de casos infectados y el descontrolado aumento del número de fallecidos. Hasta la ministra de Economía, Nadia Calviño, mantuvo un encuentro por vía telemática con los responsables de la CEOE para analizar los pasos que se podían dar en esta línea. Los industriales, en especial Confemetal, se oponían y pedían otro tipo de medidas de apoyo económico mientras los sindicatos reclamaban el cierre total.

Cúmulo de aclaraciones

El cerrojazo, por su falta de preparación, provocó un enorme lío entre el sector industrial durante sus primeros días de aplicación.

La Consejería de Industria del Gobierno asturiano envió la noche anterior al comienzo una carta a la Delegada del Gobierno en la que mostraba todos los sectores que consideraba esenciales para el funcionamiento pero no se aclaró si estos podían o no seguir funcionando tras la moratoria de un día que se tuvo que aplicar por el escaso trabajo previo que supuso una medida de tan importante calado.

En dicha carta, el Gobierno asturiano remitía a su vez al Ejecutivo las propuestas del sector industrial que consideraban que no debían operar y que durante las primeras catorce horas permanecieron en un limbo legal.

Industria tuvo que enviar una nota tratando de aclarar los sectores estratégicos que podían seguir operando, pero la industria no se fiaba, ya que el departamento de Reyes Maroto no tenía la autoridad legal suficiente para aclarar estos términos al existir un Real Decreto Ley previo que no puede dilucidarse por algo tan inusual como una nota clarificatoria.

comentariosforum13WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 13

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A las órdenes de Soros.
A Favor
En Contra

El estudio ya lo había hecho George Soros, resultaba catástrofe económica por un virus que no se te contagia si te lavas las manos, llevas mascarilla y mantienes distancia social. Pero están a las órdenes de Soros.

Puntuación 27
#1
Pepe
A Favor
En Contra

Consequencias de ser gobernados por un gobierno Bolivariano

Puntuación 27
#2
Obrero de derechas.
A Favor
En Contra

lo de votar analfabetos nos volverá a salir muy caro.

Puntuación 31
#3
Sean
A Favor
En Contra

Si a estas alturas todavía no tienen claro que este es el gobierno de la desidia y la improvisación, es que viven en un mundo de fantasía.

Puntuación 26
#4
el problema
A Favor
En Contra

el problema es que haya gente en este país que crea que el gobierno estudia las consecuencias antes de hacer algo. nunca. jamas. se hace porque lo piensa un amig@ de y listo. y te apoyo porque tu me apoyas luego en otra cosa o porque me das el 3%. pero consecuencias sociales o económicas? ni un informe verán. todos son a posteriori

Puntuación 24
#5
strogonoff
A Favor
En Contra

Esta ministra de Trabajo, difícilmente puede valorar ni prever nada. Para presumir, como presume de llevar toda la vida trabajando, se ve que le ha lucido muy poco. Será otra más de las que dice que, en una supuesta demostración de humildad, ella ha venido a aprender.

Y si, tiene mucho que aprender, pero no creo que ni tenga la disposición mental de hacerlo, ni tampoco que los españoles tengamos que poner un ministerio de Trabajo para que experimente y destruya el ya de por si exiguo tejido empresarial.

Mejor que la pusieran al frente de una empresa de demoliciones, sus destrozos serian mas provechosos.

Puntuación 18
#6
Muy mala ahora.
A Favor
En Contra

#1 Efectivamente, Soros ha conseguido destruir la imagen de los judíos en España, antes muy buena, ahora muy mala.

Puntuación 2
#7
MAnuel
A Favor
En Contra

Yo sinceramente, me quedo muy tranquilo. Creo que nunca España tuvo un ministro de trabajo a la altura de Yolanda Diaz. Todo lo que hace está de lado de los trabajadores.

Puntuación -7
#8
juan 2020
A Favor
En Contra

Claro para estos es perfecto, miseria, pobreza y ellos con sus paguitas son los salvadores de la patría, aun me pregunto para que levantaron el telón de acero los comunistas.

Puntuación -1
#9
Benalmádena
A Favor
En Contra

8, la ministra es fantástica para analfaburros sin ambición en la vida que se conforman con su puesto vitalicio de funcionario o un sueldo de mierda de 1,5-2k mensuales y ya dais palmas con las orejas...

En fin una pena... un país con el potencial de ser una potencial mundial por sus productos y posición estratégica global con acceso a TODOS los mercados del mundo y estamos en la más grande de las ruinas por que nos llevamos intentando auto destruir desde hace siglos por nosotros mismos. Mierda de gente y país.

Puntuación 4
#10
Usuario validado en elEconomista.es
chupate2
A Favor
En Contra

También valorar que el tejido industrial de ESPAÑA es débil y frágil, y que todos esos negocios, de los que los dueños presumen, de riqueza , son poco más que puestos de mercadillo, antes de empezar la batalla ya estaban todos arruinados, que triste cuando días antes presumían de coches y viajes, Mucho riquino sin dinero.......

Puntuación -2
#11
A Favor
En Contra

Esta mujer es un desastre como todo este gobierno, nos quieren hundir

Puntuación 3
#12
A Favor
En Contra

El problema real son son esos 15 días, sino el pánico al virus del consumidor y que los negocios no pueden llenar sus negocios.

Mucha gente está en su casa y apenas sale, eso repercute en el negocio.

Ningún negocio puede llenar su establecimiento y jamás podrá aprovechar cierta hora punta...

Esos 15 días de últimos de marzo a primeros de abril no son nada, el problema radica a partir de ahí, si hubieran dejado hacer vida normal nos reíamos de la crisis.

Que habría más muertos por el virus?

Eso es tema de epidemiólogos, si han actuado bien con el confinamiento y evitado una masacre, bien hecho estará.

Aunque no han dado datos de quien daba las órdenes... en fin

Puntuación -1
#13