Pymes y Emprendedores

Claves para la gestión de la jornada laboral en vacaciones sin perder productividad

  • La alta carga de trabajo es uno de los principales motivos de estrés
Madrid

La organización en vacaciones es una de las misiones que tiene el departamento de Recursos Humanos de cada empresa. Estructurar horarios o tareas es un factor que tienen en cuenta durante el periodo de vacaciones.

Cada vez son más las empresas que apuestan por la denominada jornada intensiva para dicho periodo. El objetivo de esto es facilitar la conciliación laboral y personal, además de mejorar y gestionar el descanso de los empleados.

La productividad, implicación y motivación son ventajas de este tipo de jornada. Entre las desventajas destaca que las tareas se tengan que realizar en menor tiempo, en comparación con la jornada habitual.

Estas son algunas de las medidas que ayudarán a que los empleados sean más productivos durante el periodo vacacional:

Gestión del tiempo

Técnica Pomodoro: Consiste en dividir la jornada laboral en pequeños tramos de 25 minutos (pomodoros). Cuando finaliza cada tramo, se hace un descanso de tres a cinco minutos. Cada pomodoro, con sus respectivos descansos, se establece una pausa más larga, de 15 a 20 minutos.

Técnica Eisenhower: Establece un cuadro de tareas que diferencia lo urgente y lo importante y lo que no lo es. De este modo se distribuyen y se delegan mejor las tareas.

Kanban: Consiste en crear un cuadro donde se muestre en todo momento el estado de la tarea. Esto se puede hacer mediante herramientas tecnológicas o con pizarras o pegatinas.

Esquema GTD: Con esta técnica se realiza una lista individual para cada tarea, basada cada una de ellas en cinco principios: recopilar, procesar, organizar, revisar y ejecutar.

Técnica Seinfeld: Se basa en elaborar un gran calendario y trazar un cronograma con las tareas para cada día. Se debe tener en un lugar muy visible para que el trabajador se sienta motivado.

Fomentar la flexibilidad y redistribución del trabajo

Según un estudio de Cigna, el 25% de los empleados que sufren estrés lo achacan a la alta carga laboral. Por eso, durante el periodo de vacaciones es buen momento para fomentar la flexibilidad laboral. Esto facilita que el trabajador vuelva de vacaciones con las pilas cargadas.

Promover la comunicación interna

La comunicación en la empresa es necesaria para saber qué tarea hay que realizar en cada momento, si es urgente o si es posible aplazarlo para otro momento.

Controlar la temperatura

El confort de los empleados es un factor a tener en cuenta para el buen desarrollo de sus labores. Para ello, la temperatura adecuada durante el periodo de vacaciones es clave para el buen rendimiento de los trabajadores.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0