Pymes y Emprendedores

Las sociedades de garantía apuestan por la financiación a medida para los sectores más castigados

  • Un informe destaca la necesidad de identificar a empresas viables y ampliar plazos y carencias
Madrid

La creación de nuevas líneas de avales, así como de productos específicos que faciliten la financiación, tanto de los sectores más afectados por la crisis de la Covid-19 como de los que presentan mejores perspectivas, son dos de las principales actuaciones que debería llevar a cabo el sistema nacional de garantías para contribuir a la recuperación económica de nuestro país.

Así se desprende del estudio 'El papel de las SGR en la recuperación de la economía española', realizado por la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR). El estudio también señala que el diseño de metodologías para identificar a empresas viables y la ampliación de plazos y carencias de los avales son dos de las principales actuaciones a tener en cuenta para beneficiar a los sectores más afectados por la crisis, como la restauración, la hostelería y el turismo.

Este nuevo informe busca profundizar en el papel que las sociedades de garantía (SGR) pueden jugar en la recuperación de la economía española, identificando actuaciones concretas que pueden desempeñar a nivel sectorial, pero también los retos y condicionantes que deberán afrontar a corto y medio plazo. El análisis se ha realizado contando con la opinión de expertos de varios perfiles como la consultoría, asociaciones empresariales, instituciones que colaboran con el sistema de garantías y directivos de las mismas SGR. Cabe destacar que en el análisis los expertos externos y los miembros de las sociedades de garantía comparten visión sobre el papel de éstas en la recuperación de la economía española. Y es que las repuestas de ambos grupos son similares en el 87,3% de las cuestiones abordadas.

El estudio comienza evaluando la actuación de las SGR durante la crisis de la Covid-19. Entre los principales efectos positivos, el informe señala el apoyo a las pymes, facilitando su acceso a financiación adicional y proporcionándoles mejores condiciones, lo que ha ayudado a evitar el cierre de empresas.

Asimismo, el panel de expertos entrevistado destaca el apoyo por parte de las SGR a las pymes en la reestructuración del pasivo y la atención de todo el tejido productivo gracias a la capilaridad del sistema. En definitiva, hay un alto grado de acuerdo en que las sociedades de garantía se han mostrado como un actor próximo y comprometido durante la crisis. Por su parte, entre los impactos negativos señalados cabe destacar la falta de aportaciones al fondo de provisiones técnicas destinado a sectores afectados muy negativamente por la crisis, lo que ha limitado el alcance de las SGR para llegar a más pymes y autónomos.

Retos de las SGR

El estudio también revela cuáles son los principales retos a los que se enfrenta el sistema de garantías en el escenario poscovid. Seguir apoyando a las pymes en esta situación, digitalizar en mayor medida su actividad y conseguir mayor apoyo institucional son los más destacados por el panel de expertos entrevistado. Asimismo, la gestión de la morosidad y el desarrollo de nuevos productos y procesos se señalan como otros retos destacados.

El análisis también se centra en las actuaciones que el sistema de garantías puede llevar a cabo para impulsar los sectores más afectados por la crisis en la etapa poscovid: restauración, hostelería, turismo y servicios culturales.

Los expertos entrevistados señalan como actuaciones más importantes el establecimiento de líneas y productos específicos para estas actividades, el diseño de metodologías para identificar y hacer el seguimiento a empresas viables dentro de estos sectores, así como la ampliación de plazos y carencias a estas empresas.

En el estudio también se han analizado las actividades a realizar dirigidas a los sectores con mejores perspectivas: sector sanitario, servicios relacionados con la digitalización y las actividades vinculadas a la transición energética.

Según los expertos entrevistados en el análisis, las actuaciones más eficaces que tendrían que llevar a cabo las SGR para apoyar a dichos sectores en el escenario poscovid serían la oferta de productos específicos para estos sectores, la cooperación con otros actores que den soporte a las SGR en la evaluación de los intangibles de estos proyectos y la oferta de financiación con la colaboración de CERSA y CCAA. Asimismo, otras actividades importantes serían el apoyo a estos sectores para acceder a los fondos Next Generation y la adaptación de la regulación al riesgo y características de los proyectos innovadores.

Innovaciones más importantes

En el estudio sobre 'El papel de las SGR en la recuperación de la economía española' también se identifican las innovaciones más importantes que se deben llevar a cabo desde el sistema de garantías para facilitar la capilaridad y llegar así a nuevos actores y sectores.

Entre las innovaciones de producto más señaladas por el panel de expertos entrevistado, se encuentran los productos adaptados a las necesidades de los sectores, sobre todo los emergentes; los préstamos ligados a los ahorros energéticos; los avales de productos financieros diferentes al crédito y el adelanto de las ayudas que se arbitren para las empresas en el campo de la digitalización, eficiencia energética y los sectores más afectados por la crisis.

En cuanto a las innovaciones que las SGR deberían realizar en la prestación de los servicios, hay gran unanimidad entre los expertos entrevistados en la importancia de ahondar en el proceso de digitalización de la actividad, optimizar recursos y simplificar trámites administrativos, así como dinamizar el acceso directo a clientes a través de acuerdos con asociaciones empresariales sectoriales o cámaras de comercio.

Por último, el panel de expertos también indica nuevos actores con los que las SGR podrían establecer relaciones de cooperación que mejorasen la expansión y consolidación del sistema de garantías. Entre ellos, destacan las entidades que financian I+D+i, las asociaciones empresariales, así como el refuerzo de relaciones con actores que ya cooperan.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.