Pymes y Emprendedores

El comercio electrónico crece un 55% desde que se inició el confinamiento por el coronavirus

  • Crecen las ventas de deportes, muebles y jardinería
  • Descienden la categoría de moda y calzado o el sector de las mascotas

Las ventas del ecommerce han crecido un 55% desde que se inició el confinamiento de la población debido a la epidemia del COVID-19. La caída en categorías como moda y calzado (-69%) o mascotas (-22%) se ha visto compensada por el crecimiento de las ventas de deportes (+191%), mobiliario (+135%), jardinería (+130%) y farmacia (+26%). Son datos analizados por Guillem Sanz, experto en negocios digitales, a partir de una muestra de 100 e-commerce, en la que se ha categorizado la demanda y se excluyen los supermercados online en la categoría de alimentación.

De esta forma, el cierre de todos los comercios excepto los supermercados, tiendas de alimentación, farmacias y otros servicios esenciales, ha convertido el canal online en el único modo de acceso a una creciente variedad de artículos que se están volviendo imprescindibles para sobrellevar la cuarentena en casa.

Categorías en auge

Sin embargo, al esperado crecimiento de las ventas de alimentación online (+14%, no incluye supermercados) y farmacia (+26%), se añade el incremento en otras categorías relacionadas con el hogar como el mobiliario (+135%) o la jardinería (+130%). También es llamativo el aumento de categorías como el material escolar (+47%), para que los niños puedan seguir las clases en casa, y los deportes (+191%), donde destaca especialmente la fulgurante demanda de rodillos estáticos, un accesorio que permite hacer ejercicio en casa con una bicicleta convencional.

Por el contrario, categorías como moda y calzado (-69%) han visto caer sus ingresos; mientras que sectores como las manualidades (-12%) o el vino (-8%) se están recuperando tras las caídas iniciales y ven incrementarse sus pedidos con cada día más que pasamos recluidos en casa. También hay sectores como las mascotas (-22%) que han registrado caídas en los últimos días, si bien estas son el reflejo del mayor nivel de ventas producido justo antes de que se iniciara el confinamiento, cuando muchos dueños de animales se aprovisionaron de pienso y accesorios.

En este sentido, en los días anteriores a la declaración del estado de alarma, la actividad del ecommerce mostraba una tendencia a la baja. Sin embargo, las ventas online se dispararon un 129% a partir del 15 de marzo, cuando entró en vigor el confinamiento. En los días siguientes, la actividad se mantuvo elevada y empezó a descender hacia finales de semana, a medida que los usuarios comprobaron que no existían problemas de abastecimiento.

"Estamos viviendo una situación similar a la que se produjo en Italia. Inicialmente, el consumo se retrae debido a la incertidumbre. Pero, a medida que pasan los días, los consumidores empiezan a adaptar sus hábitos de compra al ecommerce y crecen las ventas de todos los artículos relacionados con el hogar, deporte en casa, alimentación y bebidas, manualidades para los niños… Es una oportunidad para las tiendas online que sepan adaptarse", explica Guillem Sanz.

Saturación de centros logísticos

A pesar del crecimiento de las ventas en algunas categorías, los ecommerce también están sufriendo diversas limitaciones debido a la situación actual, principalmente la dilatación de los plazos de entrega por la saturación de los centros logísticos y las redes de transporte debido a la mayor actividad.

Por ese motivo, deben adoptar medidas que faciliten a los usuarios realizar las compras. Las medidas que están implementando las tiendas online para afrontar la nueva situación incluyen: una mayor inversión en marketing online para atraer más usuarios; rebajas y descuentos especiales para promover las compras; y gastos de envío gratis para compensar los plazos de entrega más largos que están afectando a la mayoría de pedidos online.

"Hay que reaccionar con agilidad en el corto plazo, pero también pensar en el largo plazo. Las tiendas online tienen que dar más facilidades que nunca para animar a los usuarios a comprar todo lo que necesitan sin salir de casa; y además deben ofrecer un buen servicio para fidelizar a los nuevos clientes. La crisis del coronavirus pasará, pero sin duda esta situación aumentará la penetración del ecommerce en nuestro país. Las tiendas online que sean capaces de ofrecer la mejor experiencia a estos nuevos clientes estarán bien posicionadas para mantenerse cuando llegue la inevitable caída de las ventas online que se producirá al acabar el confinamiento", concluye Sanz.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin