Pymes y Emprendedores

Nuevas tendencias online que deben aplicar las pymes y los autónomos

  • Conocer las redes sociales de moda, como Tik Tok, es imprescindible
  • También es necesario ofrecer nuevos servicios de comercio electrónico
Imagen de Dreamstime
Madrid

Finalizadas las vacaciones navideñas, las empresas tienen que volver al trabajo. Y uno de los retos a los que se enfrentan es la implantación, dentro de su estrategia digital, de las nuevas tendencias que se avecinan. Una tarea especialmente importante para las pymes y los trabajadores autónomos.

"Los consumidores se mueven cada vez más hacia el mundo online, por lo que es necesario contar con una presencia digital para conseguir mayor visibilidad entre los clientes potenciales", asegura Lola Puerta, directora general de GoDaddy para el Sur de Europa.

Esta compañía ha identificado cuatro corrientes a las que es imprescindible estar atento para alcanzar el éxito en este año 2020.

1. Captar la atención en redes sociales

La primera es ser capaz de captar la atención en redes sociales. Para ello hay que ser consciente del aumento de popularidad de nuevas plataformas, como Tik Tok, que puede ser un buen camino para llegar al segmento joven. De hecho, ha permitido que las marcas atraigan la atención de las nuevas generaciones, pasando del marketing tradicional y directo a la autenticidad de la marca.

Las empresas necesitan atraer a los seguidores más afines a la compañía para crear contenidos relacionados, cuando sea posible.

2. Aumento de la preocupación de las pequeñas empresas por no tener una página web

Otro aspecto a tener en cuenta es el aumento de la preocupación de las pymes que no tienen una página web. El 23% de los usuarios confía menos en una compañía si no tiene página web, según el estudio ¿Tu negocio tiene web?, elaborado por GoDaddy.

De esta forma, se confirma que es clave para las pequeñas empresas y los trabajadores autónomos tener presencia online. Pero el desarrollo y puesta en marcha de estas iniciativas, en ocasiones, se ve truncado por la creencia de que se necesitan habilidades técnicas y una gran inversión de tiempo y dinero para llevarlas a cabo.

3. Crecimiento de los pequeños ecommerce como solución a la falta de tiempo de los clientes

De la misma forma, hay que tener en cuenta el crecimiento de los pequeños negocios online como solución a la falta de tiempo de los clientes. "Los usuarios viven a contrarreloj. Por ello, las herramientas digitales se han convertido en un gran aliado a la hora de llevar a cabo actividades tan cotidianas como hacer la compra", recuerdan desde la compañía. Su informe señala que el 69% de los usuarios compra a través de Internet, aunque cuenten con una tienda física que esté cerca.

"Con ello, la confianza del cliente, creada en el establecimiento físico, o la posibilidad de hacer un pedido online y recogerlo en persona se presentan como valores diferenciales frente a los actores de mayor tamaño o con presencia global", sentencia la compañía.

4. Más búsquedas por voz

Por último, la búsqueda por voz está adquiriendo cada vez más importancia. Supone una forma sencilla y rápida para el usuario de acceder a determinada información, y la previsión es que siga creciendo en los próximos años. Por eso hay que adaptar los contenidos de sus webs, para que los asistentes ofrezcan información sobre su marca en los primeros resultados.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.