Pymes y Emprendedores

Los grandes retos para el sector logístico en 2020

  • La entrega inmediata o la gestión de las devoluciones, principales dificultades
Imagen de Dreamstime
Madrid

El sector logístico ha cerrado un nuevo año de crecimiento, gracias principalmente al auge del comercio electrónico. Las transacciones a través de Internet se han convertido en uno de los sectores de mayor actividad y que más crecen, principalmente gracias al avance de la tecnología y a los nuevos hábitos de consumo.

El rápido ritmo al que se está desarrollando el sector digital obliga a las empresas a adaptarse a las nuevas tendencias, pero también exige a las empresas logísticas -y también a las de transporte- superar nuevos retos, que hasta ahora jugaban un papel secundario.

Nuevas necesidades

Así, en la actualidad, las empresas necesitan predecir la demanda de los clientes, aumentar la visibilidad del inventario más allá de las cuatro paredes de un almacén. Deben ser ágiles y tener la información necesaria para tomar decisiones en tiempo real. Actualmente, las transacciones de comercio online han aumentado en un 22 por ciento de 2018 a 2019, un dato que se traduce en un mayor número de pedidos, envíos, devoluciones e incluso un aumento de criticidad en los plazos de entrega debido a la alta competitividad dentro de esta área.

La cadena de suministro está sufriendo interrupciones debido a las expectativas de los consumidores, que están forzando un gran cambio en el sector. Diode hace frente a los principales retos logísticos para ofrecer las mejores soluciones del sector a sus clientes. Estos nuevos desafíos en materia de cumplimiento con la realidad de la logística omnicanal a partir del año 2020 serían los siguientes:

Velocidad

Entregas de productos más rápidas. La entrega en el mismo día pronto se convertirá en la norma.

Volumen

Los consumidores comprarán me-nos artículos pero con mayor frecuencia.

Variedad

Más opciones de productos disponibles para los consumidores.

Visibilidad

Los consumidores esperan conocer la disponibilidad del inventario de la tienda y además obtener transparencia en el tránsito.

Valor

Tanto el envío gratuito como las devoluciones gratuitas fomentan la compra y la devolución de productos no deseados.

Como consecuencia del crecimiento global de ventas a través de Internet, las compañías de logística necesitan estar preparadas tecnológicamente para afrontar el reto de este crecimiento alineado, además de satisfacer las exigencias de los consumidores, entre los que se encuentran elementos como la entrega inmediata (en 24 horas o menos) o el alto número de gestión de devoluciones (también conocida como logística inversa).

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.