Pymes y Emprendedores

Cuatro motivos por los que la mitad de las empresas apuestan por externalizar servicios

  • Entre sus ventajas destacan la reducción de costes y mayor productividad
Madrid

Son cada vez más las empresas que recurren a la externalización de servicios, o lo que es lo mismo, el outsourcing. Esta es una práctica más habitual en grandes empresas vinculadas al sector tecnológico. Gracias a esta actividad, las compañías que no tienen los recursos necesarios para hacer frente a determinados proyectos pueden subcontratar a terceros que integren nuevos talentos.

En la actualidad, el 52% de las empresas recurre a este tipo de servicios porque les facilita el acceso a nuevos recursos. Aunque ya más de la mitad de compañías externalicen servicios, se prevé que un 80% de organizaciones aumente su apuesta por el outsourcing.

Los expertos de Entelgy Outsourcing, división de Entegy, The BusinessTech Consultancy, analizan las ventajas que tiene el outsourcing para las empresas:

1. Actualización tecnológica permanente

La evolución a gran velocidad de las tecnologías es una realidad, y muchas empresas no poseen las herramientas necesarias para hacer frente a los continuos cambios y a la necesidad de adaptación. Por ello, muchas compañías optan por contratar a terceros que acceden a profesionales especializados en las últimas tecnologías.

2. Reducción de costes y mejor planificación

Casi la mitad de las empresas (47%) apuestan por el outsourcing con el objetivo de reducir costes. Esta práctica permite ahorrar a las organizaciones los costes asociados a la contratación, a la formación interna, infraestructuras o tecnología. Además, la externalización de servicios permite hacer una mejor previsión de gastos y evita cualquier imprevisto.

"Hay beneficios muy concretos para las compañías que apuestan por la externalización de servicios. Podríamos decir que les permite llegar donde, de otra forma, sería imposible. Estamos hablando de generar más negocio, controlar mejor los gastos y estar a la vanguardia tecnológica, en un mercado que cambia a velocidad de vértigo", explicó Fernando Naranjo, Director Corporativo Business Services de Entelgy.

3. Mayor grado de especialización

El mercado laboral también sufre cambios continuos, por lo que cada vez es más complicado encontrar profesionales especializados en un área en concreto. El 55% de las empresas españolas encuentran dificultades en dar con los perfiles buscados, incluso si el salario es mayor que la media del mercado, así lo indica Randstad. El outsourcing permite que un especialista se encargue de un área en concreto, por lo que la compañía puede centrarse en su actividad principal ampliando así su negocio.

4. Mayor calidad y productividad

Al contratar un tercero con experiencia en el área requerida, la compañía se asegura un resultado de calidad. Además, si se contrata a un profesional externo desde un primer momento, el trabajo se desarrollará en un tiempo menor, lo que supone un aumento de la productividad.

"Además, más allá de los beneficios directos que permite el outsourcing, esta ampliación y optimización de los servicios suele traducirse en una mejora de la imagen de marca, que lleva a conseguir nuevos clientes", concluyó Naranjo.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin