Pymes y Emprendedores

El 38% de los trabajadores sufrirá el síndrome postvacacional

  • Alargar la jornada intensiva puede evitar su posible aparición
  • El 68,6% de los empleados españoles quiere teletrabajar pero no pueden
Madrid

Quedan días para que la mayoría de trabajadores se incorporen de nuevo a sus puestos de trabajo y vuelvan a la rutina. Para muchos, la vuelta supone la aparición del conocido síndrome o depresión postvacacional. Según Bizneo HR, el 38% de los empleados sufrirá esta depresión.

Algunos de los síntomas que puede provocar este síndrome son la falta de apetito, somnolencia, falta de concentración, taquicardia, dolores musculares, insomnio o irritabilidad.

La mayoría (62%) de los profesionales que vuelven al trabajo no sufrirán estos malestares, pero el resto puede padecer cuadros de estrés o fatiga vinculados a una incorrecta reincorporación al trabajo.

Los propios trabajadores pueden tomar medidas para combatir estos problemas, pero además, cabe la posibilidad de que las empresas pongan en marcha políticas de recursos humanos para facilitar la vuelta al trabajo y evitar la aparición del síndrome postvacacional. Sodexo ofrece una serie de medidas que las empresas pueden llevar a cabo para ello:

1. Alargar la jornada intensiva

El horario que la mayoría de compañías suelen establecer en épocas como el verano es de 8:00 a 15:00 horas. No siempre la duración es común para todos, ya que algunos convenios establecen que será desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre, otros del 15 de junio al 15 de septiembre, otros solo los meses de julio y agosto y otros solo agosto.

Sin embargo, las empresas que tomen la decisión de alargar esta jornada, ayudarán a que la vuelta de vacaciones sea más llevadera para sus empleados.

2. Fomentar la conciliación

En ocasiones las organizaciones pueden implantar medidas que ayuden a que el cambio no sea drástico. Una de ellas puede ser la instauración del teletrabajo, que puede servir como transición y disminuir la posibilidad de que aparezca una posible depresión por volver a la rutina.

Según un estudio de Randstad, el 68,6% de los trabajadores españoles quiere teletrabajar, pero no puede porque su compañía no lo permite. Además de fomentar la conciliación, esta medida reduce el impacto medioambiental y aumentará la productividad del empleado al evitar el tiempo de los desplazamientos.

3. Beneficios sociales

Es importante incentivar a los trabajadores actuales y futuros, con beneficios sociales. Estos son servicios que la empresa ofrece de forma gratuita y que tienen como objetivo mejorar la calidad de vida del empleado.

Algunos de los ejemplos más comunes son los cheques restaurante, cheque de guardería, que además de estar exento de IRPF, ayudará a los padres a organizar el cuidado de los niños de cara a la vuelta de vacaciones.

4. Incentivar la práctica de deporte

Muchos expertos señalan que la vuelta a la rutina debe venir acompañada de la realización de alguna actividad física que ayude a reducir el estrés y que al mismo tiempo despeje la mente del empleado.

Por ello, las empresas pueden promover actividades deportivas si cuentan con instalaciones para que se lleven a cabo. Esto mejorará el ambiente, al mismo tiempo que se reduce el absentismo laboral. Se ha demostrado que la práctica de actividad física reduce la tasa de absentismo laboral en 4 días al año.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0