Pymes y Emprendedores

Cuatro derechos desconocidos sobre devoluciones a la hora de comprar online

  • Productos como colchones o trajes de baño sí se pueden devolver
Madrid

Comprar online es algo habitual en la actualidad. Se realizan millones de compras a través de Internet a diario pero, ¿conocen los usuarios sus derechos en cuanto a los plazos de devolución, términos de pago y cancelaciones a la hora de realizar estas operaciones? Trusted Shops recopila las cuatro brechas más comunes sobre devoluciones que los españoles desconocen:

1. Plazo de devolución

El tiempo legal para devolver un producto es de 14 días (normalmente 30 en caso de marketplaces como Amazon o eBay), pero además, pasado este tiempo los clientes disponen de otros 14 días para devolver sus compras. Por lo que en total los usuarios tienen un plazo de 28 días para llevar a cabo sus devoluciones.

2. Devolución por separado

Si dos productos se compran juntos pero se entregan por separado, el periodo de devolución empieza a contar para ambos cuando se ha recibido el segundo producto. Sin embargo, esto es diferente si se trata de suscripciones (la compra regular de comida de gato, por ejemplo).

En ese caso, el plazo comienza en el momento en el que se recibe el producto por primera vez. Otra excepción son los productos electrónicos, ya que el derecho a devolución termina cuando se desprecinta el producto.

3. "Productos sanitarios"

Muy pocos productos son considerados "productos sanitarios" en sentido legal, y por ello excluidos de las devoluciones. Según el TJUE se pueden devolver colchones, al igual que trajes de baño o zapatos. Sin embargo, cuando los consumidores utilizan estos productos más de lo que es una prueba, deben pagar el valor sustitutivo, lo que supone que no puedan acceder a la devolución total de la compra.

4. Embalaje original

Las compras se pueden devolver sin su packaging original dentro del periodo de devolución. Si un usuario pierde la caja de su tostadora nueva, puede usar una caja de zapatos para su devolución. Pero existe una excepción, cuando el packaging forma parte del producto (los relojes, por ejemplo). En este caso el producto se puede devolver igualmente pero es probable que apliquen una reducción a la devolución si la caja con la que llegó no es la suya original.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin