Pymes y Emprendedores

Ocho errores a evitar a la hora de crear un comercio online

  • Prever cualquier imprevisto en la web no supondrá la pérdida de clientes
Imagen de Dreamstime
Madrid

A la hora de crear un comercio online hay que tener en cuenta algunos errores que son habituales a la hora de poner en marcha un proyecto como este. Estas son algunas de las malas prácticas más habituales que hay que revisar y evitar en la creación de una tienda online:

1. Creerse un especialista en todo

No es muy común ver restaurantes que sean especialistas en varias disciplinas, por ejemplo, en pizza, sushi y paella. Hay que conocer cuáles son las cualidades de cada uno y centrarse en una cosa en concreto.

2. Ser uno más

Muchas empresas destacan su labor y el hecho de que su objetivo es satisfacer a los clientes. Eso se da por hecho, por lo que esto no es lo que hay que destacar. Hay que diferenciarse, preguntarse qué se ofrece al mercado y destacarlo.

3. Menos es más

Está bien hacer caso a las variables SEO y pensar que la web tiene que tener mucho texto y muchas veces repetida una palabra clave, pero en internet, menos es más. Se debe ajustar el contenido y no extenderse demasiado.

4. Creer que la web lo puede tener todo

El cliente, en muchas ocasiones, no tiene tiempo suficiente para encontrar ese "todo" que buscan los empresarios. Una web fácil y útil conllevará una tasa de conversión elevada.

5. Poca calidad en las imágenes

Si una imagen no llama la atención o tiene la suficiente calidad, o no tiene una buena posición, no llegará a todas las personas deseadas por el empresario. A veces no sirve con hacer una foto con un teléfono móvil, sino que hay que contar con algún dispositivo que haga fotografías de calidad.

6. Ocultar las carencias

Todo el mundo tiene carencias y a la hora de crear un e-Commerce no se deben ocultar. Si las carencias son definitivas para que los clientes compren, entonces no es una buena idea emprender un proyecto así. Sin embargo, si no son definitivas no hay que tenerlas miedo.

7. No siempre lo barato es mejor

Está claro que los precios baratos atraen más que los caros, pero si solo es un reclamo y, a la hora de tramitar el pedido desde el carrito el importe inicial se ha visto incrementado por, por ejemplo, el IVA, el negocio se verá afectado de inmediato. Definir una política de precios es una buena iniciativa para que la empresa funcione mejor.

8. No abandonar la web

Lo más probable es que la página inicial no cuente con un diseño infalible, siempre habrá un cliente que quiera algo que no esté en la web, algún pedido que pueda salir mal o cualquier tipo de incidente. Por todo ello, prever estos imprevistos no supondrá la pérdida de clientes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0