Fondos

Los 'hedge funds' llegan al mercado, ¿estará el ahorrador español preparado para ellos?

Por fin se han lanzado los verdaderos fondos de inversión libre al alcance del inversor particular. Sin embargo, los expertos creen que los primeros en catar este nuevo sabor serán los clientes de banca privada y aquellos con formación financiera, que puedan entender riesgos específicos de estos productos como la baja liquidez.

Una botella de un vino Vega Sicilia, uno de los más alabados de España, la puede beber cualquiera que pueda permitírsela. Sin embargo, si quien la cata apenas entiende del fruto de la vid, no disfrutará su calidad e incluso podría sentirse defraudado por pagar casi 500 euros, cuando hay otros vinos de moda más baratos. Si además no sabe que el selecto caldo puede perder las propiedades que lo diferencian con tenerlo un rato al sol, se indignaría.

Figúrese ahora que en vez de un vino hablamos de fondos de inversión sofisticados, como son los hedge fund (fondo de inversión libre en España). Si lo contrata un inversor particular que apenas ha degustado en su vida algo más que productos garantizados o acciones, se perderá su esencia.

No recomendado para ajenos

También podría sentirse molesto si de pronto hay una crisis, pide retirar su dinero y no se lo dan de inmediato, como explica Paulino Sánchez, de la alemana DWS: "Se puede hacer difícil entender que pueda estar hasta tres meses sin recibir el dinero si el cliente no tiene cierta capacidad financiera y experiencia en los mercados". "Y no sólo eso", asegura Domingo Peña, director de producto de Gesbankinter: "Imagínate que además todo el mundo quiere sacar su dinero a la vez y sólo le pueden devolver una parte de lo quería sacar", argumenta.

Esta misma sensación de que los hedge fund aún no son para todos se percibe en casi todas las gestoras que en las últimas dos semanas han lanzado en la CNMV un total de 11 fondos de fondos libres -en diciembre se había registrado otro algo más descafeinado, el Santander Dinámico Alternativo, que también se registró con la marca Banesto (BTO.MC)-, la figura elegida para que estos productos se puedan comercializar masivamente.

Por ejemplo, en el folleto registrado en la CNMV del Nmas1 Gestión Alternativa, se dice que, el mínimo para entrar de 250.000 euros, cifra lejana para el particular, no se aplicará a quienes inviertan a lo largo de 2007, pero Mariví Domínguez, una de las responsables del producto, asegura "que será difícil que entren inversores con una cantidad inferior porque es un producto diseñado para instituciones y clientes de banca privada de Nmas 1".

Fondos multiestrategia, la última sensación

Aunque también hay quien opina distinto, como Carlos Dexeus, socio director de Altex: "Los institucionales ya estaban invirtiendo en estos productos. El reto ahora es ofrecérselos al público minorista, comercializándolo a través de redes de distribución", señala, aunque afirma que uno de los mercados más interesantes sería el segmento alto: "Los bancos privados tienen interés porque les suponemos una potencial fuente de clientes".

De momento, de los 11 fondos de fondos registrados en las últimas semanas, diez son multiestrategia, "el sabor que domina hasta ahora en España", comenta Marío Díaz, director de Optimal, filial del grupo Santander (SAN.MC).

Se trata de productos que invierten en una gama de fondos de distintos estilos hedge existentes, que van desde comprar y vender acciones (Long Short) a hacer arbitraje entre la deuda de compañías que están en situaciones de quiebra, pasando, entre otros, por los invierten en futuros de cualquier tipo de materias primas.

Entre los 11 productos citados, las características se asemejan bastante. "En realidad, es difícil aportar valor a través de fondos de fondos", comenta un director general de una gestora internacional. En las firmas de hedge fund, lógicamente, no están de acuerdo: "La clave está en la selección de fondos que hacemos. Elegimos las estrategias que nos gustan y dentro de cada una seleccionamos a los gestores preferidos", explican Delia López y José Rodríguez, expertos de Próxima Alfa.

Eso sí, todos los gestores hacen hincapié en la experiencia y los conocimientos que tienen las casas en las que trabajan en el mundo de la inversión alternativa.

Liquidez mensual con retardo

En cuanto a la liquidez, una de las mayores diferencias con los fondos tradicionales, es que casi todos los productos ofrecen su valor liquidativo de forma mensual, excepto el UBS Alpha Select y el Optimal Arbitraje Plus -el único fondo de fondo no multiestrategia, sino enfocado en una sola, la de arbitraje-, que lo hacen de modo trimestral.

Pero atención, en la mayoría hace falta solicitar la retirada del dinero con una antelación de hasta 45 días y se puede tardar en recibirlo hasta dos meses. Es decir, en un fondo de liquidez mensual que calcula su valor el día 1 de cada mes, un inversor que anuncie que quiere sacar su dinero el 16 de abril, podría tardar en recibirlo hasta agosto en el peor caso.

Además, si todos los inversores solicitan su dinero a la vez, estos fondos pueden llevar a cabo un prorrateo y dar menos de lo solicitado. Entre los más líquidos destaca Optimal Global Strategy, que sólo exige un preaviso de 20 días y paga en los 15 siguientes.

Objetivos similares

Por sus objetivos de rentabilidad, las diferencias tampoco son notables. El más ambicioso a priori es el UBS Alpha Select, que se marca como objetivo llegar incluso al 12 por ciento, con una volatilidad máxima -pérdida anual tope estimada- del 8 por ciento. También han propuesto en su folleto llegar a superar el 10 por ciento de rentabilidad el Caja Madrid Inversión Libre, que contempla más riesgo al estimar que su volatilidad puede llegar al 8 por ciento, y el DWS Topiary Select, cuyo riesgo está entre el 5 y el 7 por ciento.

El resto de productos tiene como rentabilidad prevista situarse a lo largo del rango comprendido entre el 5 y el 10 por ciento, con una volatilidad que en la mayoría se sitúa cerca del 5 por ciento. Entre ellos está el Altitude Teide, que según explica Antonio Viola, consejero delegado de Altitude, tiene un fondo similar domiciliado en Luxemburgo, que lleva una rentabilidad anual del 6,5 y 7 por ciento.

En cuanto a los requisitos, el más accesible es Altex Visión Global, que no tiene exigencias, seguido por Caja Madrid Inversión Libre, para el que sólo se necesitan 100 euros. Después están Bankinter Montblanc y el Próxima Centaurii, con 500 euros.

En cualquier caso, a las entidades tampoco les agradaría que se invierta poco dinero en fondos, ya que los goteos representan una incomodidad para desarrollar estrategias complejas, lo que merma la rentabilidad. "Hay gestores que no querrían nuestro dinero, por mucho prestigio que tengamos", dice un experto.

Consulta aquí el listado completo de fondos de inversión

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin