Fiscal

Un abogado especialista en Derecho bancario es 'experto inversor'

  • El banco no está obligado a facilitarle la información exigida para los consumidores
Foto: Archivo

Ser abogado especialista en Derecho bancario es asimilable a experto inversor, por lo que el banco queda exento de la obligación de aportarle la información sobre los riesgos que asume al firmar un contrato de hipoteca multidivisa, cuya falta lo anularía en el caso de tratarse de un consumidor con escasos conocimientos financieros, según determina una sentencia del Tribunal Supremo, 30 de junio de 2015.

El ponente, el magistrado Sarazá Jimena, dictamina que ser cliente minorista implica una presunción de falta de conocimiento de los instrumentos financieros complejos y la existencia de una asimetría informativa que justifica el haber de rigurosos deberes de información por parte de las empresas de inversión.

Ignorante financiero

Considera el magistrado que esta situación no significa que el cliente sea necesariamente un "ignorante financiero", pues puede ocurrir que clientes que no reúnan los rigurosos requisitos que la normativa MiFID exige para ser considerado como cliente profesional "tengan, por su profesión o experiencia, conocimientos profundos de estos instrumentos financieros complejos que les permitan conocer la naturaleza del producto que contratan y los riesgos asociados a él, incluso en el caso de no recibir la información a que la normativa MiFID obliga a estas empresas".

Y añade, además, al igual que lo hizo en su sentencia de 23 de abril de 2015, que, cuando quien se dispone a contratar otorga mandato representativo a un tercero para que realice en su nombre la negociación contractual y configure la prestación a contratar, el enjuiciamiento del error ha de realizarse respecto de dicho mandatario".

"Si este ha cumplido mal su cometido y no ha sabido explicar a su mandante la naturaleza y características del contrato, y en concreto del objeto de este, es cuestión que afecta al cumplimiento del mandato y a la responsabilidad del mandatario por haber cumplido mal sus obligaciones frente al mandante", dice Sarazá.

En este caso, la mujer había dado poderes a su marido, considerado un experto inversor por la Sala, para que contratase la hipoteca multidivisa, por lo que considera que el perfil a tener en cuenta es el del marido y no el de su cónyuge, que podría ser considerada como una consumidora sin conocimientos suficientes.

La sentencia reconoce que, si bien la infracción de estos deberes legales de información puede tener un efecto sobre la validez del contrato, en la medida en que su falta pueda provocar un error de vicio, sin embargo, la mera infracción de estos deberes de información no conlleva por sí sola la nulidad de pleno derecho del contrato, sino, como en el litigio en cuestión, una sanción administrativa como falta muy grave.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin