Especial Tecnología y Startups

Aumenta la tasa de crecimiento de la inversión en I+D

  • La transformación digital han revolucionado la manera de vivir y comportarse
  • La automatización amenaza a entre el 55% y el 60% de los trabajadores
Foto: Archivo.

La transformación tecnológica está cambiando de forma radical el mercado laboral, comercial, cultural, social y también político. De hecho, el 5G es la mayor revolución tecnológica en comunicación, pues permitirá simultanear los dispositivos y enviar información en tiempo real. Además, la implementación de tecnología se incorpora a las empresas más tradicionales, las que no han nacido de manera nativa, de manera activa.

Según los últimos datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), España invirtió en I+D un total de 14.946 millones de euros en 2018, una cifra similar a la de 2008 (14.700 millones). Se produce un incremento de 883 millones respecto a 2017. Asimismo, la tasa de crecimiento de la inversión en I+D se ha situado en el 6,3% interanual, por encima del 6,1% observado un año antes. Se trata de la cuarta tasa de variación positiva consecutiva.

España invirtió en I+D un total de 14.946 millones de euros en 2018, una cifra similar a la de 2008

No obstante, siete de cada diez compañías aluden a un impacto mínimo o nulo de la Intilegencia Artificial, una de las tecnologías más implementadas en las empresas, según el estudio de Boston Consulting Group y MIT Sloan Management Review. El 90% ha realizado al menos una inversión relacionada con inteligencia artificial, pero menos del 40% afirma haber logrado ingresos gracias a la IA en los últimos tres años. La IA es una oportunidad estratégica importante, que conlleva riesgos estratégicos si las empresas no actúan con cuidado.

Además, cabe destacar que en nuestro país se ha posicionado la figura del CEO como motor principal en la implantación de la transformación digital en las empresas, un cambio en el que el 90% de las compañías falla. Nos encontramos ante una sociedad cambiante en la que el 20% de los empleos actuales serán automatizados en los próximos 20 años y el 70% de los bebés de hoy trabajarán en profesiones que todavía no se han inventado.

El 90% de las empresas ha realizado al menos una inversión relacionada con inteligencia artificial, pero menos del 40% afirma haber logrado ingresos gracias a la IA en los últimos tres años

Por ello, los profesionales deben tender a formarse en tareas más creativas y que sean más complicadas de automatizar. Los trabajos futuros exigirán diferentes habilidades y a veces niveles de educación superiores, lo que obligará a los trabajadores a reciclarse. Hoy, los países más robotizados como Corea del Sur, Singapore, Alemania, Japón y Suecia cuentan con las menores tasas de desempleo. La automatización amenaza a entre el 55% y el 60% de los trabajadores en gran parte de España, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), con datos de la Comisión Europea.

La tecnología abre las puertas a innumerables fuentes de información, conocimiento y aprendizaje y permite que los profesionales dediquen más tiempo a tareas que requieran pensamiento crítico. Sin embargo, si la digitalización no se aborda de la forma correcta podría acarrear riesgos, como la reducción de relaciones interpersonales, limitación de la creatividad o probabilidad de ser víctima de riesgos cibernéticos.

Nos encontramos ante una sociedad cambiante en la que el 20% de los empleos actuales serán automatizados en los próximos 20 años

Unos de los principales problemas a los que se enfrentan las empresas españolas en el día a día es el de los ciberataques. Una amenaza cada vez más común, que se desarrolla dentro del mundo de la empresa. La primera barrera es el presupuesto para conseguir la tecnología, los procesos y las personas adecuadas. Además, las empresas están en un proceso de adaptación a este nuevo escenario, por lo que aún es necesario automatizar todos los procesos para evitas ciberataques.

Hoy, el 92% de las compañías de la lista Fortune 500 estuvo en el punto de mira de los atacantes y el 60% registró intentos de acceso no autorizados. Los sectores de educación y alimentación y bebidas fueron los más vulnerables, con una tasa de éxito de los ciberataques por encima del 70% en la primera mitad del año 2019.

(De izquierda a derecha) Isaías Táboas - presidente de Renfe, Óscar Pierre Prats - presidente y CEO de aggity y José María álvarez Pallete - presidente de Telefónica.

(De izquierda a derecha) Alberto Guitérrez - presidente de Airbus España, Tobías Martínez - CEO de Cellnex Telecom y Enrique Tellado, director general de EVO Banco.

(De izquierda a derecha) Óscar Pierre - CEO y presidente de Glovo, Álvaro Martínez Echevarría - director general de IEB y Norberto Mateos - 'country lead' de Intel España.

(De izquierda a derecha) Paloma Real - directora general de Mastercard España, Nicolás Luca de Tena - Fundador de Billionhands, Jesús Lasso - fundador de Citiservi Media, Xavier Capellades - CEO de Nomo.

(De izquierda a derecha) Ignacio Bachiller - consejero delegado de Fever, Jorge Soriano - CEO y cofundador de Criptan, June Felix - CEO de IG y Pablo de la Riva - CEO y fundador de Buguroo.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint