Especial Tecnología y Startups

Aceleradoras e incubadoras apoyan el emprendimiento

  • Estas instituciones nacen para impulsar el crecimiento de las 'startups'
Foto: Getty.

Empresas españolas tan presentes en la vida de las personas como Cabify, que opera en más de 100 ciudades de 12 países; Glovo, que está en casi 300 ciudades de 26 países, o Wallapop, que tiene más de 40 millones de usuarios en el mundo, son startups que han conseguido en poco tiempo valoraciones millonarias. Por ejemplo, Cabify en 2018 alcanzó una valoración de 1.266 millones de euros.

Hay instituciones que se encargan de acoger startups, empresas emergentes, generalmente con base tecnológica, que aspiran a ganar dinero rápidamente, que aceleran su crecimiento. Son las denominadas aceleradoras. En el blog de la plataforma de inversión en compañías emergentes de alto potencial Startupxplore, aclaran que hay muchos tipos de aceleradoras, pero que casi todas cumplen con una premisa básica: "Coger a la startup en su etapa casi inicial y ayudarla en la configuración de su modelo de negocio, su estrategia de captación de clientes, sus posibilidades de crecimiento e incluso su captación de financiación".

Apuntan que existen las aceleradoras por el interés de muchas instituciones, tanto públicas como privadas, por el mundo emprendedor y tecnológico y por la ingente proliferación de proyectos emprendedores en el ámbito tecnológico que se da en nuestro país. Siempre es bueno que un emprendedor pueda convertir una buena idea en un negocio rentable e, incluso, escalable.

Las aceleradoras cogen a una startup en su etapa casi inicial y configuran su modelo de negocio y su estrategia de captación de clientes

Los emprendedores tienen a su disposición las aceleradoras, para que puedan acelerar el desarrollo y crecimiento de sus empresas. "Mediante un programa de un tiempo establecido y un proceso de admisión competitivo, la startup recibe la formación adecuada para dar forma a su idea, establecer un modelo de negocio, diseñar y probar su escalabilidad, conseguir clientes, captar financiación", informan desde Startupxplore. Todo ello con una serie de mentores que se encargan de asesorar a todas las compañías y ayudarles en su crecimiento.

Otra opción es la de las incubadoras, con bastantes menos prestaciones. Éstas suelen ofrecer un espacio físico con algunos servicios básicos para acoger a startups en fases iniciales. Las incubadoras hacen referencia a la creación de algo nuevo. Son un importante apoyo para aquellos emprendedores que se encuentren en fase pre-semilla o semilla. Las aceleradoras suelen entrar a formar parte de los proyectos que ya estén en fase semilla y de crecimiento. Ya cuentan con un equipo formado, un modelo testado en el mercado y algunas pueden estar ya facturando.

En auge

Vivimos una época de auge de aceleradoras e incubadoras. Según datos del Estudio sobre Las Iniciativas de apoyo a las Startups, promovido por El Referente, hay más de 3.600 startups tecnológicas y 19.390 empresas con algún tipo de innovación tecnológica y hay más de 220 iniciativas de apoyo a las startups a través de 63 aceleradoras y 49 programas de aceleración en nuestro país. Madrid, con 50, y Cataluña, con 33, son las CCAA con mayor número de iniciativas; seguidas de cerca por Valencia, con 30, Andalucía, con 28, y País Vasco, con 22.

El mencionado informe destaca que Seedrocket (desde 2008), Tetuan Valley (desde 2009), Wayra (desde 2011) y Lanzadera (desde 2013) fueron las primeras iniciativas privadas que pusieron en marcha el concepto de aceleradora en España.

Las incubadoras suelen ofrecer un espacio físico con algunos servicios básicos para acoger a startups en fases iniciales

Wayra es la apuesta corporativa de Telefónica por el emprendimiento tecnológico. Miguel Arias, director global de Emprendimiento en Telefónica, declara que cada día constatan cómo el ecosistema emprendedor español crece y madura. "El talento y la disrupción tecnológica tienen muchas opciones para desarrollarse hoy en día; desde aceleradoras, incubadoras, business angels a fondos y corporaciones", manifiesta. Desde Telefónica, entienden que "la reinvención perpetua es clave para nuestro futuro". Por ello, trabajan más duro que nunca en habilitar y empoderar a los emprendedores a través de varias iniciativas.

Con Wayra, su hub global de innovación, invierten en startups maduras y tecnológicas junto a otros actores relevantes del mercado para ayudar a los emprendedores a generar negocio con sus unidades de negocio locales y globales, tanto con Telefónica como con otros clientes. "En particular, nos enfocamos en ayudar a escalar a emprendedores centrados en ciberseguridad, Inteligencia Artificial (IA), datos, Internet de las Cosas, vídeo o realidad virtual", matiza. La razón de ser de Wayra, que está presente en Madrid y Barcelona, es invertir en startups maduras y tecnológicas que aporten innovación a Telefónica y a su red de clientes.

Wayra es la apuesta corporativa de Telefónica por el emprendimiento tecnológico

Por otro lado, su red de hubs de Open Future, que opera desde 2013, desarrolla labores de aceleración en un ámbito más local, junto a socios públicos y privados, para startups en fase de maduración a las que brindan espacio de trabajo, mentoring y acceso a ofertas exclusivas de socios comerciales. Se cuenta con 19 hubs Open Future en diferentes ciudades españolas (Alicante, Extremadura, Barcelona, Burgos, Tarrasa, Zaragoza, Segovia, San Sebastián, Santiago de Compostela, Cartagena, Málaga, Córdoba, Almería, Tarragona, Barakaldo, Sevilla y Madrid).

De esta manera, el área de innovación abierta tiene dos iniciativas vinculadas a startups early stage (Open Future junto a socios públicos y privados) y Wayra (más maduras y con fuerte base tecnológica).

El proyecto Lanzadera, impulsado por Juan Roig, fundador de Mercadona  muestra un fuerte interés por estar cerca de las startups y apoyarlas casi desde su nacimiento

Otro proyecto que llama la atención y que está muy bien situado es el de Lanzadera. Está impulsado por Juan Roig, fundador de Mercadona, que muestra un fuerte interés por estar cerca de las startups y apoyarlas casi desde su nacimiento.

Diversas entidades financieras entregan su apoyo al ecosistema innovador. Ainhoa Campo, responsable global de Open Innovation de BBVA, comenta que "las aceleradoras crean un escenario en el que todos ganan". Afirma que "la startup obtiene acceso a recursos que grandes empresas como BBVA le pueden aportar, no sólo financieros, sino también a conocimientos, experiencia y en algunos casos, ayuda con herramientas o áreas específicas, como en marketing o en asesoramiento jurídico". Del mismo modo, ganan un acceso potencial a un gran cliente como BBVA o, si procede, a sus millones de clientes minoristas y corporativos. "Este acceso a los clientes es a menudo lo más necesario para las 'startups', que buscan crecer rápidamente", expresa. Añade que "BBVA gana entrar en contacto con las innovaciones y los innovadores".

BBVA considera que "las aceleradoras crean un escenario en el que todos ganan"

"Frecuentemente hemos comentado que no esperamos, ni intentamos, construir todo lo que nuestros clientes van a necesitar en sus vidas financieras. Consideramos que una vía más rápida es apoyar la actividad emprendedora que crea estos productos y servicios fuera del banco, y que nosotros podemos introducir para ayudar a nuestros clientes a maximizar el valor de su dinero y de sus datos", sostiene. Por último, "los clientes se benefician de que las aceleradoras, como su propio nombre indica, ayudan a trasladar las nuevas ideas al mercado de forma muy rápida, y por tanto, esto supone que tendrán que esperar menos para ver mejoras tangibles".

Campo subraya que el ecosistema fintech está incrementándose rápidamente en España. Lo hace en una gran variedad de áreas como la ciberseguridad, la gestión de datos, los pagos, la IA, la tecnología reguladora y mucho más. "Las aceleradoras se aseguran de que damos a la mayor parte posible de estos emprendedores la oportunidad de poner a prueba sus ideas y modelos de negocio y, si es viable, de que les ayudamos a llevarlos al mercado", asevera. Para BBVA, se trata asimismo de mostrar su apoyo a este sector, que está en plena expansión y que contribuye cada vez más a la creación de empleo y al impacto económico.

La idea es dar la oportunidad a pequeñas startups de mostrar su talento y creatividad y apoyarlas con su experiencia y financiación

Este banco está comprometido con poner al alcance de todos las oportunidades de esta nueva era. Gracias al trabajo de BBVA con el ecosistema emprendedor mediante estas iniciativas, sólo durante el año pasado se produjeron 270 interacciones entre emprendedores y áreas de negocio del banco, de las cuales ha surgido la puesta en marcha de más de 30 pruebas piloto con nuevas empresas fintech. Un tercio de ellos han tenido un uso comercial para BBVA.

Su intención se describe a través de los tres pilares sobre los que se construye el área de Open Innovation. En primer lugar, crear un impacto en el negocio del banco, impactar en el núcleo. Todo lo que hacen, intentan enfocarlo a lo que el banco puede estar buscando, en un sentido muy amplio. No se trata sólo de cubrir necesidades específicas, sino también de buscar inspiración, que ayuda mucho al banco a tener una mente abierta. En segundo lugar, apoyar a los ecosistemas locales en los que BBVA está presente. Esto les asegura mantener el ritmo de la cuarta revolución industrial y les hace sostenibles en el tiempo. Campo remarca que es esencial apoyar todo el espíritu emprendedor de los países en los que están presentes. En tercer lugar, gracias a su presencia en los ecosistemas fintech más disruptivos, que el banco se vuelva más innovador y consiga una mentalidad emprendedora, lo que garantiza que pueda seguir creando productos y servicios con los que está consiguiendo ser premiado, como su app de banca móvil nombrada como la mejor del mundo durante tres años consecutivos.

Sin duda, seguiremos viendo nuevas iniciativas. En ese sentido, recientemente, PcComponentes ha anunciado el lanzamiento de su propia aceleradora de startups, PcComponentes Startup Booster, que apoyará a aquellos proyectos que aporten soluciones innovadoras al sector del comercio electrónico y del retail. La idea es dar la oportunidad a pequeñas startups de mostrar su talento y creatividad y apoyarlas con su experiencia y financiación.

AVE de Madrid a Barcelona

Como curiosidad, el AVE de Madrid a Barcelona se convirtió el pasado 29 de noviembre en un espacio de innovación, trabajo y creación durante el primer Hackathon de TrenLab, la aceleradora de startups de Renfe que desarrolla Wayra España. Este encuentro, realizado en colaboración con Talent Garden, plataforma de innovación digital, escuela y espacio de coworking, fue diseñado para buscar soluciones de comunicación con el cliente que mejorasen la experiencia de viajar en tren. Demostró que innovar es posible en cualquier lugar.

Con todo, las startups españolas lograron, de acuerdo con datos del informe sobre la Situación del Sector Tecnológico Europeo, elaborado por el fondo de inversión Atómico, una financiación total de 1.212 millones de euros en 2019.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin