Especial medio ambiente

Inditex incluye la sostenibilidad en toda su cadena de valor

  • El Grupo apuesta por optimizar sus embalajes y las cargas de sus envíos, las energías limpias o recuperar los residuos de sus oficinas, fábricas y logísticas.
Son claves la apuesta por las energías limpias y el optimizar los recursos.

Proteger la biodiversidad, reducir el consumo energético o de agua o hacer un uso eficiente de los recursos que se utilizan. Los compromisos que se ha fijado Inditex en relación a la sostenibilidad van más allá de sus productos. Abarcan toda la cadena de valor a través de compromisos específicos en cada área de su modelo de negocio: diseño, fabricación, logística y tiendas.

Algunos de estos objetivos son muy visibles para los clientes y se pueden comprobar desde sus propias tiendas o plataformas online. Este es el caso de los avances de Zara, Pull&Bear, Massimo Dutti, Bershka, Stradivarius, Oysho, Zara Home y Uterqüe para incorporar materiales cada vez más sostenibles a través de su etiqueta Join Life –que ya incorporan más de un 35% de sus prendas– o su apuesta por la recogida de las prendas que ya no se utilizan, muy visibles a través de los contenedores ubicados en las tiendas y que ya ha recogido más de 60.000 toneladas desde que el proyecto se puso en marcha en 2015.

Otras iniciativas, en cambio, son prácticamente desconocidas para el público, al tratarse de la cara menos visible de la textil gallega. Este es, por ejemplo, el caso de sus esfuerzos en el ámbito de la logística como la optimización de la carga de sus envíos, el uso de energías limpias o el reciclaje de los materiales utilizados.

Una de las claves es la apuesta por las energías limpias: sus diez centros de distribución, todos ellos localizados en España, funcionan con energía 100% renovable. Además, todos ellos están construidos y gestionados siguiendo los más altos estándares internacionales de sostenibilidad, certificados bajo el sello LEED del US Green Building Council.

Embalajes sostenibles

Su programa de embalajes sostenibles, Green To Pack, favorece la introducción de materiales reciclados, alarga su vida útil y hace posible su posterior reciclado. Y todo ello, partiendo de las cajas en las que viajan sus prendas. Inditex ha estandarizado las cajas en las que mueve toda su mercancía. En 2020, el Grupo compró 16 millones de cajas certificadas FSC con un 64% de cartón reciclado procedente del mercado, que envía directamente a sus proveedores para que estos le hagan llegar sus productos.

A continuación, estas cajas son reutilizadas para enviar los productos desde sus centros de distribución a las tiendas de todo el mundo. Se reutilizan tantas veces como sea posible, unos cinco usos de media. Cuando ya no pueden volver a usarse, son enviadas a reciclaje. El cartón obtenido del proceso de reciclado de las cajas Green to Pack se utiliza, entre otras aplicaciones, para la fabricación de las cajas de los envíos online de Zara.

El Grupo logró un ahorro estimado de 2,7 millones de kilómetros en 2020

Sin embargo, esta estandarización de las cajas cumple otro propósito: la optimización de la carga en los envíos. Gracias a ello, Inditex es capaz de maximizar la eficiencia de sus envíos, reduciendo el número de viajes necesarios para mover sus productos a las tiendas. Gracias a esta medida, sólo en 2020 el Grupo logró un ahorro estimado de 2,7 millones de kilómetros, junto a sus emisiones asociadas. O lo que es lo mismo, el equivalente a unas 67 vueltas completas a la Tierra.

Cero residuos a vertedero

Por su parte, el programa Zero Waste está diseñado para la recuperación de los residuos que se generan en las sedes, fábricas y logísticas de Inditex a través de una correcta clasificación, recogida y posterior reciclado por gestores autorizados. En 2020, el 91% de sus residuos de papel, cartón, madera, plásticos, metal y restos textiles generados, fue enviado a reutilización y reciclaje a través de los circuitos mencionados. De esta forma, se evita el uso de materia prima virgen. El objetivo del Grupo es alcanzar el residuo cero en estas operaciones en 2023.

Dentro de esta iniciativa, llama la atención su nuevo programa de Percha única, que tiene como objetivo utilizar una sola percha para el transporte de las prendas de Zara desde el proveedor textil hasta las tiendas. Ello, junto la unificación de modelos y materiales, permite mejorar la trazabilidad, eficiencia y capacidad de reutilización y reciclaje de las mismas.

El año pasado recuperaron de sus tiendas más de 60 millones de perchas convencionales, a las que se les busca un nuevo uso a través de la creación de nuevos productos, como la fabricación de los hilos que se utilizan para fijar las etiquetas a las prendas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin