Especial medio ambiente

España, entre los 30 mejores países en el camino a los ODS

  • El país se sitúa en el puesto 22 de un total de 193 estados
  • La Covid-19 se presenta como un inesperado obstáculo

En 2015 Naciones Unidas (ONU) aprobó la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, "una oportunidad para que los países y sus sociedades emprendan un nuevo camino con el que mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás", como señalan desde el organismo.

A este respecto, la Agenda cuenta con 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), que incluyen aspectos como la eliminación de la pobreza, la lucha contra el cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente o el diseño de las ciudades.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, ya advirtió en septiembre de que la Covid-19 se presenta como un inesperado obstáculo para la consecución de estas metas, si bien el cumplimiento de dichos objetivos son más necesarios que nunca, ya que harán falta ambiciosos programas de recuperación económica y social para poder hacer frente a los efectos de esta crisis. "La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible está diseñada para abordar las mismas fragilidades y deficiencias que la pandemia ha expuesto", expuso Guterres, quien recalcó la necesidad de la voluntad política, ya que "sin ella, ni el interés del público ni la actuación de las partes interesadas serán suficientes".

Como indicaba Joaquín Nieto, director de la Oficina de la Organización Internacional del Trabajo para España, en un artículo recogido por El País, "la covid-19 nos ha enseñado que aquellos países más cerca del cumplimiento de los ODS han estado en mejores condiciones de afrontar la crisis provocada por esta enfermedad. Los Estados que disponían de amplios sistemas de salud y de protección social han podido responder mejor no solo a las necesidades de atención sanitaria, sino también a los devastadores efectos económicos y sociales de la pandemia".

En este contexto, ¿en qué situación se encuentra España respecto al cumplimiento de la Agenda? Se sitúa entre los treinta mejor posicionados, pero necesita mejorar. Según el nuevo Informe sobre Desarrollo Sostenible 2020, elaborado por la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible (SDSN, por sus siglas en inglés) y la fundación Bertelsmann Stiftung, España ocupa el puesto 22 de un total de 193 países.

Con una puntuación de 78,11 (100 indicaría el cumplimiento de todos los objetivos), España está por detrás de países como Francia, Alemania, Países Bajos, Croacia o Eslovenia. Los retrasos en la publicación de datos a nivel internacional no han permitido reflejar el impacto de la pandemia en los ODS en términos de salud, reducción de la pobreza, desarrollo económico y social, y protección del medio ambiente.

A este respecto, España obtiene sus mejores resultados en el ODS 6 (agua limpia y saneamiento), el 7 (energía asequible y no contaminante), el 16 (paz, justicia e instituciones sólidas) y el 3 (salud y bienestar). En otros Objetivos, como los relacionados con los patrones de producción y consumo o con el clima y la biodiversidad, persisten algunos retos; entre otros, garantizar la igualdad de oportunidades para todos los grupos poblacionales, avanzar en una economía circular o reducir las emisiones de CO2.

Grandes desafíos

La peor cara de España se presenta en los objetivos 2 y 13: la erradicación del hambre y la malnutrición, y la acción climática. Entre algunos de los grandes retos se encuentran los índices de obesidad o las emisiones de CO2 y la tasa efectiva de descarbonización, lo que obstaculiza que ambos objetivos puedan alcanzarse en el plazo previsto.

Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), más de la mitad de la población adulta en España padece sobrepeso. Así, los españoles viven de media 2,6 años menos debido a esta circunstancia, siendo las repercusiones sobre la economía más que destacables: el sobrepeso representa el 9,7% del gasto en salud y reduce la producción del mercado de trabajo en una cuantía equivalente a 479 000 trabajadores a tiempo completo por año. Todo ello se traduce en que el sobrepeso reduce el PIB español en un 2,9%. Para cubrir estos costes, cada ciudadano en España paga 265 euros adicionales de impuestos al año.

En el caso de la obesidad infantil, nuestro país se sitúa entre los estados con una de las mayores tasas mundiales. Según datos de Unicef, el 35% de los menores entre 8 y 16 años tiene exceso de peso, de los cuáles un 20,7% sufren sobrepeso y un 14,2%, obesidad.

En lo referente al objetivo 13, Acción por el Clima, España ha avanzado, pero no es suficiente. Según el Ministerio para la Transición Ecológica las emisiones de gases de efecto invernadero disminuyeron en 2019 un 6,2%, hasta los 313,5 millones de toneladas de CO2. Una cifra que implica una reducción de las emisiones del 29,3% con respecto a 2005, pero que todavía son un 8,3% superiores a 1990, es decir, lejos del 40% de reducción acordado por la Unión Europea para 2030.

Una situación desigual

Ampliando la fotografía a las Comunidades Autónomas se observa que hay una situación desigual. Al menos así lo pone de manifiesto el informe 17x17, realizado por el Observatorio de la Sostenibilidad y la consultora AIS Group, en el que se analiza la sostenibilidad en las 17 Comunidades Autónomas. Partiendo de que ninguna autonomía es totalmente sostenible, lo más destacable es la falta de homogeneidad en el cumplimiento de los ODS y un considerable desequilibrio territorial.

A este respecto, los territorios que se encuentran en una situación muy mejorable son Andalucía, Murcia y Canarias. En el caso de la primera, los objetivos en los que más pincha son nutrición, sanidad, educación, trabajo, desigualdad, áreas urbanas, economía circular y paz y justicia. En cambio, destaca positivamente en los números 15 y el 17: ecosistemas terrestres y cooperación.

Por su parte, Murcia y Canarias tienen mucho que avanzar en materia de pobreza, nutrición, educación, agua, energía, economía circular y clima. Canarias, además, está atrasada en trabajo, infraestructuras e I+D y en cooperación. No obstante, destaca en su lucha contra la desigualdad de género y en la protección de los ecosistemas marinos. En esta línea, Murcia se muestra fuerte en el objetivo 11, el de ciudades y comunidades sostenibles.

"Se puede apreciar que prácticamente todas las CCAA, sea cual sea su posición general o por bloque, destacan en algún ODS. Exceptuando al País Vasco y a Navarra, que acumulan un número muy elevado de buenos resultados comparativos", señala el informe. Y es que estas dos regiones están mucho más avanzadas que el resto en la mayoría de parámetros. Eso sí, Navarra y el País Vasco no obtienen resultados comparativos positivos en el ODS 15, el relativo a la protección y conservación de los ecosistemas terrestres. Y ambas regiones ocupan posiciones de cola en la gestión energética (ODS 7).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin