Energía

Una filial de Temasek, accionista de Repsol, se hace con el gas de Iberdrola

  • La eléctrica ya ha alcanzado los 1.700 millones en desinversiones
  • Galán fijó un objetivo de 3.500 millones de euros en ventas de activos no estratégicos
  • El contrato está valorado en 1.200 millones al año

IBERDROLA

11:22:57
9,05
-0,81%
-0,07pts

Pavilion Energy, propiedad de Temasek, uno de los principales accionistas de Repsol, ha llegado a un acuerdo para hacerse con la cartera de gas natural licuado de Iberdrola. La compañía ha desembolsado 115 millones para hacerse con unos contratos valorados en 1.200 millones al año, según los precios pagados por la propia eléctrica en su último gran acuerdo de compra de gas con Cheniere.

La eléctrica española se desprende así de su cartera de contratos de suministro de gas natural licuado (GNL), por un volumen anual superior a 5 bcm , de transporte marítimo y de capacidad de regasificación en Reino Unido a largo plazo, así como otros contratos accesorios relacionados con el suministro de gas.

La operación tiene toda la lógica una vez que la empresa ya no dispone de capacidad de generación con gas en Reino Unido tras su venta a Drax el pasado 1 de enero.

Esta operación de desinversión de Iberdrola culminará el 1 de enero de 2020. La valoración final está sujeta a determinados ajustes al alza y a la baja ya previstos en el contrato, así como al valor del inventario de GNL transferido a la fecha de cierre de la transacción.

El acuerdo firmado con Pavilion Energy representa un cambio en la actual estrategia de aprovisionamiento de gas del grupo para cubrir las necesidades tanto de sus clientes finales como de sus centrales de ciclo combinado. La compañía se centrará a partir de ahora en el suministro a más a corto plazo, aprovechando la tendencia natural del desarrollo de los mercados gasistas en Europa y la gran abundancia de gas en este momento en el mercado que facilita el acceso a precios más atractivos..

Esta transacción se enmarca dentro del plan de rotación de activos no estratégicos por valor de 3.500 millones de euros anunciado por Iberdrola en sus Perspectivas Estratégicas 2018-2022.

Tras esta operación, la compañía ya ha llevado a cabo desinversiones en 2018 y lo que va de 2019 que superan los 1.700 millones de euros, prácticamente la mitad del objetivo establecido para el periodo de referencia.

Así, la venta anunciada hoy se suma a otras como la del uso de la fibra óptica en España; los activos de generación convencional de Reino Unido; el negocio de almacenamiento de gas en Estados Unidos; la participación minoritaria en Tirme; la de su única planta termosolar, Puertollano, o la del edificio Torre Auditori, en Barcelona.

La empresa, por contra, ha dejada en suspenso la operación de venta de su negocio de cogeneración en España ante las reticencias mostradas por algunos de sus socios en el proceso y pese a que estuvo al borde del cierre hace ahora algunas semanas.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0