Energía

Kuwait Petroleum cierra la mayor compra de gasolineras en España en 15 años

  • La operación convertirá a Q8 en el noveno operador del país
  • Es la mayor compra desde la adquisición por Disa de la red de Shell
Kuwait Petroleum, propietaria de la red Q8.

Kuwait Petroleum, propietaria de la red Q8, acaba de cerrar la mayor compra de estaciones de servicio de los últimos quince años en España. El grupo petrolero se ha hecho con la red de la italiana Saras que deja así la venta al consumidor y únicamente permanecerá en nuestro país con su negocio de venta directa y de almacenamiento.

La operación supone que Q8, que contaba con 16 estaciones de servicio, dará un salto de gigante y se hará con las 96 gasolineras que tenía la petrolera italiana en España. De este modo, Kuwait Petroleum se convertirá en la novena operadora del mercado en estaciones de servicio.

Según las cuentas de Saras, la filial española redujo sus ventas un 8% en el primer trimestre pese al aumento registrado en el sector de más del 5%. El montante de la operación no ha sido facilitado.

La operacion, que tendrá que superar ahora las autorizaciones de la Comisión Nacional de Mercados y Competencia, supone un paso más en la consolidación que está viviendo el sector y es la mayor operación desde la adquisición por parte de Disa de la red de Shell.

BP cerró recientemente la compra de las 65 estaciones de servicio de Petrocorner. Cepsa se hizo con 23 estaciones de servicio, 20 de las cuales están situadas en la Comunidad de Madrid y tres en la provincia de Toledo en 2017. Esta adquisición suponía una de las operaciones más relevantes de nuestro país en los últimos cinco años tras la adquisición, en 2012, de 60 estaciones de servicio en Canarias, la totalidad de la filial de Chevron en España.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.