Energía

La CNMC propone restarle poder a la CNE sobre fusiones y adquisiciones

  • Alerta de un riesgo de independencia por su régimen de supervisión continuo por parte de Transición Ecológica
  • El organismo de Cani Fernández se lamenta no haber tenido recursos suficientes
Cani Fernández, presidenta de la CNMC

La Comisión Nacional de Mercados y Competencia ha emitido ya su informe sobre el Anteproyecto de Ley de creación de la Comisión Nacional de Energía en el que reclama que se limiten algunos de los poderes que el Ministerio de Transición Ecológica quiere otorgar a esta renaciente institución.

El organismo que preside Cani Fernández entra de lleno en la función de aprobación de toma de participaciones. El anteproyecto contempla que la CNE formule una propuesta al Ministerio. Esa intervención indican "no parece idónea, y podría sustituirse por la emisión de un informe preceptivo desde el ámbito competencial propio del regulador".

Cabe plantearse si la intervención de la CNE mediante la formulación de una propuesta es la forma idónea para la participación dado que podría suponer la introducción de un nuevo procedimiento compartido entre CNE y Ministerio (fases de instrucción y resolución).

El anteproyecto prevé también un régimen de supervisión continua de la CNE por parte del Ministerio de Transición Ecológica. Dicho régimen, que se ajusta bien con carácter general a los entes del sector público institucional dependientes de las Administraciones, "comprometería la independencia del regulador energético con respecto al resto de los entes públicos, y su independencia funcional, en la medida en que su creación y buena parte de sus objetivos y funciones vienen prescritos desde el derecho de la Unión Europea".

La CNMC indica que "ha tenido dificultades y limitaciones importantes para gestionar de forma adecuada y gozar de suficiencia de recursos humanos y capacidad organizativa. Estas dificultades no son compatibles con el estatuto de independencia que la Comisión tiene asignado".

El organismo arremete también contra la decisión del Gobierno de proponer la estructura interna del organismo para darle un mayor carácter sancionador. "La fijación de una estructura detallada en una norma con rango de ley supone una congelación de ésta que impide la evolución y adaptación de la misma a un contexto de mercados energéticos muy dinámico y cambiante". Por ello insta a que la estructura orgánica de la CNE se establezca en el Reglamento de Funcionamiento Interno de la CNE.

La CNMC recuerda la necesidad de elaborar un plan de transición, con la participación de todas las administraciones públicas implicadas, que garantice la puesta en funcionamiento sin dilación de la CNE y la continuidad sin ninguna limitación en el ejercicio de sus competencias por parte de la CNMC.

Sobre el nuevo Fondo, el organismo considera que parece justificado en términos generales para el sector eléctrico, pero plantea dudas su extensión al gas natural. El informe cuenta además con un voto particular de Carlos Aguilar.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud