Energía

Las eléctricas llevan a los tribunales al Gobierno por abandonar el almacén nuclear de Villar de Cañas

  • Reclaman que el sobrecoste del dejar el plan del ATC no lo paguen las eléctricas
  • Recurren el incremento de la tasa que genera el nuevo plan de residuos radioactivos
  • Piden una Mesa de diálogo que permita un marco estable para las nucleares
Una central nuclear

Endesa, Iberdrola y Naturgy abren una guerra contra el Gobierno por el Plan de residuos nucleares y su objetivo de incrementar la tasa de Enresa en 1.200 millones de euros. El Foro Nuclear, que aglutina a la industria, ha presentado dos recursos contencioso administrativos, uno contra el VII Plan General de Residuos Radiactivos (PGRR) y otro contra el abandono del Almacén Temporal Centralizado (ATC). Asimismo, se insta a Enresa a llevar a cabo las actuaciones que proceden para la terminación ordenada de los procedimientos iniciados para su puesta en funcionamiento.

Foro Nuclear ya trasladó que el nuevo PGRR suponía un coste muy superior al previsto inicialmente debido a nuevas soluciones adoptadas y falta de consenso entre las diferentes instituciones involucradas. En ningún caso, explicaba, estos extra-costes deberían imputarse a las centrales nucleares españolas, que aportan anualmente al Fondo Enresa del orden de 450 millones de euros.

El coste superior de este Plan, añadía, supone un cambio sustancial de las condiciones en las que se alcanzó el acuerdo de Protocolo de Intenciones de 2019 con respecto a la Tasa Enresa, que ahora se pretende incrementar en un 40% a través del Proyecto de Real Decreto anteriormente citado.

En las alegaciones que ha presentado el Foro Nuclear se reclama una mayor información económica que justifique este incremento, así como la eliminación de los extracostes derivados del VII Plan General de Residuos Radiactivos, que no son imputables a las centrales nucleares.

Asimismo, se considera procedente excluir de los costes del Fondo de Enresa el importe del impuesto sobre el almacenamiento de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos en instalaciones centralizadas, así como la reasignación al Fondo de Enresa de la recaudación de los impuestos sobre la producción de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos resultantes de la generación de energía nuclear y de almacenamiento de combustible nuclear gastado y residuos radiactivos en instalaciones centralizadas.

Foro Nuclear asegura que las centrales nucleares españolas están sometidas a una carga fiscal excesiva, discriminatoria e incluso en algunos casos redundante, que penaliza el funcionamiento y la gestión de las mismas. Cualquier incremento adicional de impuestos y tasas comprometería su viabilidad económica en un momento en el que las centrales nucleares resultan esenciales en la transición energética por la garantía de suministro que ofrecen y la no emisión de CO2 teniendo en cuenta, además, los retrasos en los desarrollos eólicos y los proyectos de bombeo como almacenamiento.

Por todo ello, el sector nuclear reclama una mesa de diálogo con el Gobierno que permita alcanzar un marco estable para las centrales nucleares en el ámbito del PNIEC.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud