Energía

Iberdrola reinicia este jueves las obras de su gran línea eléctrica entre EEUU y Canadá

  • Avangrid arranca hoy la construcción del 'megaproyecto', tras incrementar la inversión asociada a 1.300 millones
Madridicon-related

Avangrid, filial estadounidense de Iberdrola, reactiva este jueves la construcción de su interconexión eléctrica con Canadá tras casi dos años bloqueada. Las obras del megaproyecto New England Clean Energy Connect (NECEC), que abastecerá con energía limpia a más de 1,2 millones de hogares en Nueva Inglaterra, arrancarán en la subestación eléctrica de Lewiston.

Tal y como adelantó el mes pasado elEconomista.es, la vasca había puesto en marcha la evaluación del nuevo calendario de construcción y tenía previsto reactivar este mismo año la construcción de esta gran línea eléctrica, que supondrá una inversión superior a 1.300 millones de euros. Hablamos de casi 500 millones por encima de lo previsto inicialmente.

La decisión se produjo después de que en mayo se levantase oficialmente la suspensión del permiso ambiental, necesario para su construcción. Las primeras obras de NECEC comenzaron en enero de 2021. En noviembre del mismo año, el Departamento de Protección Medioambiental de Maine decidió suspender a Iberdrola la licencia de construcción, después de que un grupo opositor —dirigido por Next-Era y una coalición de compañías de combustibles fósiles— promoviese un referéndum entre los habitantes de Maine para decidir el futuro de la interconexión. En ese momento, prácticamente la mitad del proyecto estaba ejecutado, con casi 450 millones invertidos.

En agosto de 2022, el Tribunal de Justicia de Maine anuló el referéndum, después de que Iberdrola denunciase la ilegalidad del mismo. Las obras podrían continuar siempre que se demostrase que se habían establecido suficientes derechos adquiridos antes de que se celebrara la votación.

El pasado mes de abril, el Tribunal de Negocios y Consumidores volvió a dar la razón a la multinacional capitaneada por Ignacio Galán. El juicio giró en torno a determinar si existió un vínculo entre el cronograma acelerado de construcción del proyecto y los esfuerzos de los ejecutivos para obtener derechos adquiridos. El abogado de Avangrid argumentó que el calendario del proyecto procedió con el objetivo de cumplir con su fecha de operación comercial planificada de diciembre de 2022.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud