Energía

España inicia la carrera para ganar peso en la industria solar europea

  • El objetivo es que los paneles pueden alimentar el suministro de 9 millones de hogares
Madrid

España inicia la carrera para alcanzar un peso relevante en la futura cadena industrial de la energía solar fotovoltaica europea. 

El secretario general del Ministerio de Industria, Raül Blanco, protagonizó ayer junto con el comisario de Mercado Interior, Thierry Breton, el lanzamiento de la Alianza Solar Europea que pretende alcanzar una capacidad de producción de 30 GW de paneles solares en Europa en el año 2025.

Blanco indicó que la próxima presidencia española del Consejo Europeo -en el segundo semestre de 2023- deberá servir para incrementar la autonomía estratégica europea y aseguró que España apoyará el desarrollo de los trabajos de esta Alianza para facilitar un mayor desarrollo de la industria española en la energía solar.

"No hay tiempo que perder", coincidieron tanto el comisario Breton como Blanco para poder afrontar la crisis energética que atraviesa Europa.

Blanco además puso como ejemplo de la importancia del desarrollo de la industria fotovoltaica los planes de Diamond Foundry en Extremadura, que servirá también para mejorar la situación en superconductores o el acuerdo entre Repsol y Navantia para impulsar la tecnología de los electrolizadores.

El comisario de Mercado Interior firmó además con Diego Pavia, director de EIT InnoEnergy, el encargo de la dirección de la European Solar PV Alliance (ESIA).

Producir 30 GW

Los objetivos fijados por la Alianza, junto con la Comisión Europea, son desarrollar una industria que suministre una capacidad anual de 30 GW para 2025, generando 60.000 millones de euros de PIB anual en Europa y creando más de 400.000 nuevos puestos de trabajo tanto directos como indirectos.

Para alcanzar estos objetivos, la Alianza seguirá un plan de acción estratégico de siete puntos que da respuesta a las necesidades de inversión para incrementar la producción solar fotovoltaica en Europa: Identificar los obstáculos a la producción y ofrecer recomendaciones, facilitar el acceso a la financiación, incluyendo el establecimiento de vías de comercialización para la fabricación de energía solar fotovoltaica, crear un marco para las acciones conjuntas de desarrollo e implementación, generar acuerdos internacionales para crear resiliencia en la cadena de valor global, apoyar la investigación e innovación en el campo de la energía solar fotovoltaica, promover la circularidad y las medidas de sostenibilidad oportunas y desarrollar las competencias laborales y fomentarlas a través de asociaciones y programas de formación.

Financiación

Según la declaración conjunta de lanzamiento firmada ayer, las primeras acciones prioritarias serán: Movilizar la financiación pública y privada para los proyectos europeos de producción de energía solar fotovoltaica con el fin de aumentar la capacidad. Para ello, se hará el mejor uso posible de todos los instrumentos europeos existentes. En concreto, la ventana de fabricación de tecnología limpia del Fondo de Innovación en la actual convocatoria a gran escala, el programa REPowerEU en los planes nacionales de recuperación y resiliencia, la contribución del EIB a la ampliación de la capacidad de fabricación de tecnología de energía limpia de la UE en el contexto de REPowerEU.

La Alianza tendrá que garantizar unas condiciones de mercado sostenibles y estimular la demanda de productos y sistemas fotovoltaicos competitivos, eficientes y sostenibles y trabajar en la aplicación de los requisitos de diseño ecológico para los sistemas y productos fotovoltaicos y en las acciones de contratación pública.

d) Anticiparse a las necesidades de cualificación de esta nueva industria con la puesta en marcha de la Academia de la Alianza Europea de la Industria Solar Fotovoltaica.

En febrero de 2021, los comisarios de Mercado Interior, Thierry Breton, y de Energía, Kadri Simson, lanzaron la llamada European Solar Iniciative, una medida similar a la actuación llevada a cabo con las fábricas de baterías para impulsar el renacimiento de la industria solar europea.

En mayo de 2021, la Comisión incluyó a la fabricación de renovables como uno de los 14 sectores básicos dentro de su Estrategia Industrial. Y, recientemente, en el periodo de consulta sobre la Estrategia solar de la UE, la Comisión ha solicitado propuestas para su diseño.

La Comisión Europea ha elevado el objetivo de despliegue solar a 585 GW hasta 2030 (420 GW para el sector eléctrico y 165 GW de tejados solares en los hogares)

Para alcanzar los objetivos de descarbonización de Europa, establecidos en los acuerdos de París, se considera necesario un enorme aumento de las capacidades solares instaladas. La capacidad fotovoltaica es actualmente de 164,9 GW y tendría que aumentar según diferentes escenarios entre 370 GW y hasta 600 GW en 2025.

Tras la invasión rusa a Ucrania, los argumentos a favor de una rápida transición a la energía limpia se han reforzado y la Comisión Europea ha elevado el objetivo de despliegue solar a 585 GW hasta 2030 (420 GW para el sector eléctrico y 165 GW de tejados solares en los hogares). La capacidad de producción actual incluye varios fabricantes europeos de módulos solares con una producción total de unos 6-7 GW, pero sólo un fabricante de silicio y algunos de inversores.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments