Energía

Iberdrola gana 3.103 millones de euros hasta septiembre, un 29% más gracias a su negocio internacional

  • El ebitda de la energética ha crecido un 17%, hasta los 9.259 millones
  • El próximo 9 de noviembre se dará a conocer su nuevo plan estratégico

Iberdrola ha registrado un beneficio neto de 3.103 millones de euros en los nueve primeros meses del año, un 28,9% más respecto al mismo periodo del año anterior, gracias a los buenos resultados de sus negocios internacionales, principalmente EEUU y Brasil, según ha declarado este miércoles a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Según declara la compañía dirigida por Sánchez Galán, su negocio en España hasta septiembre ha sufrido una caída del 14%, "impactado por las medidas regulatorias y fiscales y los altos precios del gas y de la electricidad, que no se han traspasado a los clientes con precios fijos acordados previamente".

El gasto operativo neto de la compañía ha aumentado un 20,2% y alcanza los 3.791 millones de euros.

Por otro lado, el resultado bruto de explotación (ebitda) de la energética ha crecido un 16,7%, hasta los 9.529 millones de euros, con una evolución positiva en todas las geografías a excepción, de nuevo, de España donde pierde un 9,8%.

La cifra de ventas se elevó hasta los 37.903 millones de euros, lo que representa una subida del 35,4% frente a los ingresos del mismo periodo de 2021.

El flujo de caja creció un 28%, hasta los 8.200 millones de euros a cierre de septiembre. La compañía cuenta con una liquidez superior a 24.000 millones de euros, algo que le permitiría cubrir sus necesidades financieras sin tener que salir al mercado durante 27 meses.

Al cierre de este tercer trimestre, la deuda financiera neta se ha situado en 44.293 millones de euros, un aumento del 19%, 7.075 millones de euros, respecto a septiembre de 2021. En cuanto a los impuestos, la tasa impositiva en los nueve meses se sitúa en el 17,7%, estando afectada la comparativa por un efecto extraordinario negativo en Reino Unido de 471 millones de euros, y dos efectos no recurrentes relacionados con la reorganización de los activos de eólica marina con CIP en EEUU, así como por la adquisición en 2021 de Neoenergia Brasilia.

En nota de prensa, la energética ha reiterado su previsión de beneficio neto para este ejercicio, entre los 4.000 y los 4.200 millones de euros, y anuncia que el dividendo complementario será de 0,18 euros por acción, lo que supone un incremento del 5,9 % respecto al mismo periodo del año anterior. El pago de esa retribución, que se realizará bajo el programa "Iberdrola Retribución Flexible", está previsto para el próximo enero. Con motivo de la presentación de sus resultados, Iberdrola recalca además que ha mantenido estables los precios a los clientes, a niveles "muy inferiores" a los del mercado de electricidad regulado, dada su generación renovable y cero emisiones.

En lo que respecta a la evolución operativa de la compañía a cierre de septiembre de 2022 la energía eléctrica distribuida por el grupo ha sido de 177.456 GWh, en línea con 2021. Destaca el crecimiento en Brasil debido a la integración de Neoenergia Brasilia a partir de marzo 2021 y el aumento de la capacidad de Kitty Hawk Wind de 2.500 MW a 3.500 MW, que supondrá una inversión de más de 2.000 millones de euros según precios actuales del mercado.

"Seguimos contribuyendo a un sistema energético más autosuficiente, sostenible y competitivo. Acelerar las inversiones en electrificación nos permitirá ser menos dependientes de la volatilidad del petróleo y el gas y generar más crecimiento y más empleo, como demuestran estos resultados", ha asegurado el presidente de Iberdrola, Ignacio Galán.

Próximos acontecimientos

La presentación de los resultados hasta septiembre se ha producido tras el anuncio por parte de la energética de separación de los cargos de presidente ejecutivo y de consejero delegado de la compañía, nombrando para este nuevo cargo a Armando Martínez Martínez, hasta ahora director general de Negocios, mientras que Ignacio Sánchez Galán permanecerá como presidente ejecutivo. Asimismo, cubre la vacante por el cese de Francisco Martínez Córcoles en su cargo de consejero.

El Consejo de Administración acordó además el cese de Julián Martínez-Simancas Sánchez tras poner a disposición su cargo de secretario no consejero del Consejo de Administración de la firma. Su salida se producirá a partir del 1 de enero de 2023 "para garantizar una adecuada transición", según detalla la compañía.

El próximo movimiento de la compañía será el 9 de noviembre, día en el que Iberdrola presentará ante los inversores su Capital Markets Day, y dará más detalle de sus nuevos proyectos y perspectivas para 2022-2025.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud