Energía

Endesa centra su propuesta para el Nudo Mudéjar de Andorra en la hibridación de tecnologías renovables

Central Térmica de Andorra, en Teruel. Foto: Europa Press
Zaragoza

La filial renovable de Endesa, Enel Green Power España, ha sido la adjudicataria provisional del concurso de transición justa de Andorra, consiguiendo el derecho de conexión de 953 MW y la opción de confirmar hasta los 1.200 MW totales. Así lo ha decidido la mesa técnica del Ministerio de Transición Justa que ha seleccionado a los adjudicatarios provisionales del concurso.

Endesa centra su propuesta para el Nudo Mudéjar de Andorra (Teruel) en la hibridación de energías renovables, han señalado este martes en una nota de prensa. Del proyecto presentado por la compañía para el nudo de Andorra destaca especialmente su carácter innovador al plantear la hibridación de proyectos renovables solares y eólicos, el almacenamiento de energía y el desarrollo de proyectos de hidrógeno verde para descarbonizar de forma real las industrias de la zona.

Este desarrollo industrial va de la mano de un plan social que tienen la finalidad de perdurar en el tiempo, con la creación de más de 3.500 empleos durante la construcción de los proyectos, llegando a generar 300 puestos de trabajo fijos directos en la zona para la operación de estas instalaciones.

"Estamos muy satisfechos de haber recibido esta adjudicación provisional", ha señalado el director general de Generación de Endesa y de la filial Enel Green Power España, Rafael González, quien ha reafirmado la apuesta de la compañía por "hacer surgir, donde antes había una central a carbón, un conjunto de plantas que hibridarán varias tecnologías como la eólica, la solar, el almacenamiento y el hidrogeno verde".

"Nuestra apuesta es por un proyecto de futuro real, que cree valor en la comunidad local, como siempre hemos hecho allí donde hemos desarrollado nuestra actividad industrial", ha concluido González recordando "que precisamente esta apuesta y la experiencia de la compañía, es la que nos ha hecho ganar también concursos internacionales como el de Pego en Portugal".

Para realizar este proyecto Endesa tiene previsto invertir cifras superiores a los 1.200 millones de euros. Esta inversión irá destinada a la construcción de 5 plantas solares y 5 eólicas en un régimen de hibridación apoyado en un sistema de almacenamiento con baterías, que hará posible aprovechar al máximo la producción renovable.

Adicionalmente se instalará un electrolizador que permitiría gestionar los excedentes para la producción de Hidrógeno verde. En este sentido Endesa está colaborando con empresas locales en industrias de fabricación de componentes de la cadena de valor de renovables en hidrógeno.

Endesa, además, ha apostado por darle un peso fundamental a la formación y al desarrollo social y económico en la zona, de ahí que se haya diseñado un plan formativo que permitirá el reciclaje profesional de las personas del entorno a sectores como el renovable y la posibilidad de abrir un futuro laboral para los desempleados de la zona.

Asimismo, Endesa incorpora en su propuesta diferentes iniciativas y proyectos de sector primario y terciario. Para ello, y a través de un proceso participativo Endesa ha mantenido reuniones con numerosas asociaciones y agentes locales para delinear un recorrido conjunto de crecimiento y empoderamiento del entorno.

En este ámbito social, Endesa impulsará también proyectos con el principal objetivo de desarrollo del turismo sostenible, fomento del comercio local y apoyo a colectivos de personas con discapacidad.

Los datos

Endesa ha ganado el concurso de Transición Justa de Andorra (Teruel) y gestionará el Nudo Mudéjar, en torno al cual se crearán más de 3.500 empleos y se invertirán 1.200 millones de euros, según han informado fuentes consultadas por Europa Press.

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) ha informado, en su cuenta de Twitter, de que el concurso ya se ha resuelto y de que su ejecución "permitirá implementar nuevas energías renovables e industrias en el área de la antigua central térmica".

El proyecto del Nudo Mudéjar es el principal del proceso de transición justa iniciado tras el cierre de la Central Térmica de Andorra, en 2020, y la demolición de sus tres torres de refrigeración, el pasado 13 de mayo.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments