Energía

Berlín toma el control de la filial rusa de Rosneft en Alemania para asegurar el refino de petróleo

  • Rosneft supone el 12% de la capacidad de refino en Alemania
El canciller alemán, Olaf Scholz. Foto: Reuters

Alemania tomará el control de la filial alemana de la petrolera rusa Rosneft en el marco de las acciones del Gobierno que encabeza el canciller Olaf Scholz para asegurar el suministro de derivados del petróleo ante la crisis energética sin precedentes provocada por la guerra en Ucrania.

Según ha comunicado el Ministerio de Economía, el regulador de la red federal se hará cargo de RN Refining & Marketing GmbH y Rosneft Deutschland GmbH, que representa una parte importante de la capacidad de procesamiento de petróleo de Alemania, y sus participaciones en las refinerías de petróleo en Schwedt, Karlsruhe y Vohburg. Berlín quiere prepararse para lo que pueda venir una vez que se imponga el embargo estricto sobre el petróleo y los derivados rusos.

La subida de los precios de la gasolina y la decisión de Moscú de reducir el suministro a Europa ya han provocado una serie de rescates por parte del gobierno. Será esta tarde cuando Scholz y el ministro de Economía, Robert Habeck, presenten el plan de nacionalización de Rosneft en rueda de prensa.

Rosneft supone el 12% de la capacidad de refino en Alemania

Según datos del Ejecutivo alemán, la filial alemana de Rosneft representa alrededor del 12% de la capacidad de procesamiento de petróleo de Alemania, lo que la convierte en "una de las empresas de procesamiento de petróleo más grandes de Alemania".

El control de Rosneft y sus tres refinerías en las ciudades de Vohburg y Karlsruhe contrarresta la "amenaza inminente" a la seguridad del suministro de energía y establece "una base esencial" para la preservación y el futuro de la ubicación de una de estas destilerías de petróleo.

La decisión va acompañada de un paquete que "traerá un impulso de transformación" a la región y apoyará a la refinería, para asegurar el suministro de petróleo a través de rutas alternativas de entrega, según esgrime la misiva del Ministerio de Economía alemán.

Hasta la fecha, estas refinerías han dependido del suministro de crudo ruso a través del oleoducto Druzhba, que transporta petróleo desde la Rusia central a Europa.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud